Gente Maja

miércoles, 30 de junio de 2010

La Fiera de mi Niña (Bringing Up Baby, 1938)



"Me gustaba ese Leopardo, hasta que un dia intentó morderme." Kate Hepburn.

Hace unos días que el compa Manuel Márquez, escribió en su blog una reseña, no muy favorable, de esta pelicula. Me llamó la atención su punto de vista porque a mi, que la vi hace años, recuerdo que me gustó, así como a los blogueros que apostaron por defender esta comedia de los años 30. Resumiendo, yo argumenté que me gustó, pero que hacía tantos años que la ví que no me atrevía a escribir mucho más a su favor aparte de ser la pelicula en la que descubrí a Katharine Hepburn. Entonces, Manuel me animó a escribir sobre ella y, después de redescubrirla este fin de semana, en eso me hallo.


La fiera de mi niña o Bringing Up Baby es el ejemplo definitivo de la comedia disparatada o screwball comedy. Tanto que sentó las pautas que después seguirían todas las comedias de este tipo.

Dirigida por Howard Hawks, La Fiera de mi niña, fue la primera de las seis películas que su director debía dirigir según el contrato que firmó con la RKO en 1937.

David Huxley (Cary Grant) es un paleontólogo que lleva cuatro años trabajando en la reconstrucción de un brontosauro. Su personalidad tímida e insegura queda prácticamente anulada por la de su prometida.
Cuando sólo falta un hueso (la famosa mandibula intercostal) para completar el proyecto, David se las arregla para echar a perder la entrevista que tenía con un patrocinador que iba a donar para el museo un millón de dólares. Parte de la culpa de que esta entrevista no le saliera bien a Huxley la tiene Susan Vance (Katharine Hepburn) una chica tan despistada como él que, en su despiste, le roba su pelota de golf y hasta su coche. Los acontecimientos harán que Susan se enamore de David y recurra a planes disparatados para que éste no se case con su prometida dentro de dos días, como por ejemplo, un leopardo llamado Baby, que su hermano le envía desde Amércia del Sur. Todo se enreda un poco más cuando David descubre que Susan Vance es la sobrina y heredera de la señora que pretende donar tan magna cantidad a su museo.


La historia es absurda, es cierto, pero no olvidemos su próposito, una comedia liviana para pasar un rato agradable. Si bien es cierto, que el humor es algo muy subjetivo y creo que para reirnos con ésta pelicula con unos diálogos tan ingenuos y cándidos tenemos que entender el contexto en el que se enmarca. Un ejemplo de lo estricta que era esta censura es que interpretó el entierrro del hueso del brontosauro por parte del perro de Susan como una pérdida de la masculinidad del personaje de Grant. Por motivos como éste, la pélicula oculta casi por completo un exhaustivo análisis de género, sexo y matrimonio, donde claramente el elemento femenino lleva las riendas de la relación. O al menos eso, es lo que pretendía el director.

Otra curiosidad, es que contiene una de las primeras apariciones populares de la palabra gay en un sentido que no es el de "felicismo" en la escena en la que Huxley se viste con el albornoz de Susan Vance.


Desde luego, y resumiendo, es una comedia que de excesivamente cándida puede resultar incluso infantil, pero también es cierto, como he dicho antes, que la censura no dejaba respirar a los guionistas, que en ésta ocasión fueron Dudley Nichols y Hagar Wilde a partir de una obra de éste último. Lo que quiero decir en definitva es que más que una obra tonta o infantil me parece un quiero y no puedo, y aún así, les quedó un guión inteligente e inocente a partes iguales.
Creo que el espíritu de La Fiera de mi Niña se puede resumir en un frase de Hawks: "Tengo diez mandamientos. Los nueve primeros dicen: No debes aburrir."

Pero lo cierto es que aunque ahora sea considerada una obra maestra (y no lo digo yo, sino numerosas críticas, a quien me pida datos le puedo dar hasta página y libro concreto) en su época y desde su estreno constituyó un estrepitoso fracaso entre crítica y público y, por consiguiente, un fracaso de taquilla que llevó a Katharine Hepburn a ser parte de la lista de actrices a las que un periódico de la época tildó como "veneno para la taquilla" entre las que también se encontraban Greta Garbo, Joan Crawford o Bette Davis.
Después de esto le ofrecieron un papel en una pelicula llamada Mother Carey's Chicken, que no sólo no aceptó sino que además pago a la RKO por rescindir su contrato (cosa que también haría en una compañía de teatro, donde pagó al director todo lo que tenía en el banco por irse de una obra que estaba perjudicando su carrera) y se fue un tiempo a casa de sus padres a "centrarse", según sus propias palabras.


Evidentemente que la pelicula no funcionara no fue culpa de sus intérpretes, tanto Kate como Cary están sensacionales. Kate, por su parte, es la que marca y sostiene el ritmo de la pelicula; un ritmo vertiginoso (Hawks solía decir que sus peliculas eran un veinte por ciento más rápidas que las de los demás) que aparece con Kate y su interpretación. Su forma de proceder, de comunicarse con los demás personajes de la pelicula, su manera de hablar, casi atropellada y frenética no permiten que el ritmo de la pelicula decaiga. Y creo que ese aceleramiento que trasmite el personaje de Kate tiene un gran peso cómico en esta comedia. Y es que en el fondo Kate era una actriz de comedia. Quizás por eso era tan buena actriz. Y es que como dijo Groucho Marx: "Comparada con el esfuerzo de hacer reir, una actuación dramática es como dos semanas de vacaciones en el campo."

Kate trabando amistad con Baby antes de que intentara morderla.


El contrapunto del personaje de Kate lo hizo Cary Grant. David es todo lo contrario de Susan, es tímido, tranquilo y actúa según su razón y no por impulsos, como el personaje de Kate. Es la típica frase, y cierta, de que los polos opuestos se atraen.

Tanto Cary como Kate están espectaculares, eran espectaculares, así que no tiene más sentido que siga defendiendo una parte de la pelicula que ya se defiende ella sola perfectamente. Simplemente nombrar literalmente una frase que Howard Hawks dijo de ellos: "Grant y Hepburn eran sencillamente maravillosos cuando estaban juntos. Él podría actuar con un huevo podrido en la cara y seguiría pareciendo tan fascinante como siempre, con una mirada como la de una boa en ayunas."

Kate y Cary durante el rodaje

No sé si hay mucho más que destacar de esta comedia. Para Howard Hawks el guión y los actores eran lo más importante.

Para terminar, pensaba dejaros el video de mi escena favorita que, para los que ya hayan visto la pelicula, que sereis muchos, es la de cárcel. Pero esa escena no está y, viendo más videos, me ha gustado uno de Cary Grant. Así que como veo que el personal (incluida yo misma) está votando por Grant en la encuesta de mejor actor, aquí os dejo este video, en homenaje a él, y así de paso para variar en este blog, dar protagonismo a la parte masculina de la pelicula. Espero que os guste.

Un saludo.





15 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Una de mis comedias favoritas. La escena absurda de la carcel podrían haberla firmado los hermanos Marx.

Manuel Márquez dijo...

Magnífica reseña, compa Bruja Truca, y muchas gracias por la cita. Ya veo que recogiste el guante, y, como de costumbre, lo hiciste para despachar un análisis concienzudo y repleto de datos de interés (la mayoría de los cuales, por cierto, desconocía). Felicidades y, en todo caso, que conste que me alegro un montón de que tanto tú como toda su legión de seguidores disfruteis con esta peli. Yo, por mi parte, prometo que seguiré intentándolo...

Un fuerte abrazo y buen día.

almalaire dijo...

Oh, Kate :-)

A mi me gusta mucho la película, no soy muy objetiva porque siempre me gusta "ella". Con Grant no me pasa eso, no es que no me guste Grant, es que me da un poco igual. Me encanta en "Arsénico por compasión" pero cuando lo veo con Kate sólo la miro a ella. Me han dado ganas de volver a ver la peli. Un besito, Bruja Tuca.

ANRO dijo...

Excelente este trabajo reivindicativo de una comedia clásica entre las clásicas. Hace un par de años ya dediqué tres post al análisis exhaustivo de este magistral trabajo de H.H.
Obviamente como muy bien apuntas hay cierto infantilismo en algunos fragmentos del guión,< pero en general destila una mala leche soterrada.
De los intérpretes ya dices tú todo lo que hay que decir. Insuperable Cary Grant y genial Katherine Hepburn. Efectivamente destacas el relativo fracaso de la película, no se entiende muy bien este extremo.
Para los cinéfilos buenos degustadores y finos recomiendo la VO. el doblaje español pierde el 50 por ciento de su comicidad.
Nada más que añadir, querida Bruja, salvo felicitarte a tí y a tu compañero por este blog.
Un abrazote.

♥ Ana ♥ dijo...

Me encanta esta película, es de mis favoritas. Y me gustó mucho ver cómo hicieron el rodaje de las escenas con el leopardo, muy interesante, para la época en que estaban se lo curraron bien. También es verdad que son dos de mis actores preferidos así que para mí lo tiene todo.

Besos bruji

David dijo...

Hola, Bruja.
Hace muchísimo que no la he vuelto a ver... pero en su día me gustó... tal vez tanto como la copia que Hawks haría unos cuantos años después (Su juego favorito, con un Rock Hudson estupendo en el papel de Cary Grant y Paula Prentiss como Kate)...
Lei también hace la tira de años una transcripción del guión de esta peli, y creo que me entretuvo bastante (a pesar de no poder ver las actuaciones de Cary y Kate).
Que ahora esté considerada un clásico por ser pionera de este tipo de comedias, o que multitud de libros digan que lo es, importa más bien poco si a Manuel Márquez no le convenció. Vamos... a mí ya me pueden decir las críticas que El paciente inglés es maravillosa, que se me hace muy pesada y no me convence.
¿Cómo era la canción?
"Toooodo te lo puedo dar, menos el amor, Baby"
Se te queda pegada después de ver la peli, aunque no sea tan buena como el tema de las Supremes.
Un saludo.

Bruja Truca dijo...

Pepe, lo mejor de la escena de la cárcel es la actuación de Kate y la cara que se le queda a Cary cuando empieza ella a actuar como la jefa de una peligrosa banda. Y si, podrían haberla firmado los Marx. Creo que eso dice mucho.

Manuel, como ves he hecho mis deberes. Intenté ser objetiva, pero eso es lo máximo que he dado de si. Al final es sólo una opinión más, no intento convencer a nadie. Si no te convence, sacala esta noche con la basura juas.
Un fuerte abrazo y buena semana.

Almalaire, a mi me pasa lo mismo. Me encanta Kate y como tú dices, cuando ella aparece es díficil fijarse en otra cosa, por múltiples razones. En esta como siempre, espectacular. En mi caso, también me encanta Grant.
Un beso, Almalaire.

Anro, es cierto eso que dices de la V.O. se me pasó comentarlo así que gracias por el apunte.
Y gracias por tus palabras, como siempre :)
Un abrazote.

Ana, cierto, ese leopardo que, además tenían que ser dos o el único que había era bipolar. O era muy buen actor...porque vaya diferencia entre el que se supone domesticado y el que se escapa del circo. Misterios sin resolver.
Besos, Ana.

David, me alegra verte de nuevo por aquí. Veo que vienes con fuerzas renovadas jajaja Como ya le he dicho a Manuel, no intento convencer a nadie. Sólo pretendía dejar claro que intentaba ser objetiva y explicar que si digo que la pelicula es una obra maestra no es porque yo lo piense, sino que hay extensos ejemplos que así lo atestiguan. Evidentemente cada cual tiene su opinión y, no faltaba más, la respeto.
Un saludo.

Gracias a todos.

White Gold dijo...

Pues no la he visto (si la he visto no lo recuerdo), pero prometo hacerlo, sobre todo porque la pareja Hepburn-Grant es una de mis favoritas.

troyana dijo...

Bruja Truca,
la vi hace mucho tiempo pero me encantó,es de esas películas que siempre se reciben bien.Por cierto,con Gary Grant vi ayer otra comedia que desconocía "La pícara puritana" que no sé si habrás visto,pero tiene escena muy divertidas.
Por cierto,me gustaría hacerte partícipe de una iniciativa conjunta que se está cociendo entre un grupo de mujeres blogeras y cinéfilas.Si me haces llegar mail,te cuento con más detalles,por si te interesa.
Bss

Bruja Truca dijo...

White, vela, ya me contarás ;)

Troyana, a mi me pasó lo mismo. La revisé porque la vi en un blog. No he visto esa que dices de Cary Grant, pero me suena el titulo. Y me encanta Grant así que seguro caerá.
Y respecto a lo del mail, claro que me interesa. Gracias por pensar en mi, me ha hecho ilu =) He ido a tu blog pero no he visto forma de contactar contigo por otra via que no sea dejártelo aquí. Mi e-mail es: mayca_984@hotmail.com

Como no es muy difícil de adivinar, me llamo Mayca ;)
Besos.

Y abrazos a los dos. Gracias =)

troyana dijo...

Bruja Truca,
oído cocina! te envío un mail ya mismo.
Bss

un completo gilipollas dijo...

Maravillosa entrada... usted si que sabe de cine...
Tenemos que tomarnos una cerveza juntos aunque usted nunca caiga en mis garras.
Siempre podemos hablar de cine...
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Marcos Callau dijo...

Hola Bruja. Me ha parecido matravillosa tui reseña,poco tengo que añadir. Para mí es una de las comedias más geniales de todos los tiempos, con unos diálogos delirantes y siempre me hace reír de manera distinta...aunque sean las mismas escenas. Un abrazo, ya de vuelta al mundo virtual.

Bruja Truca dijo...

Completo Gili, siempre estoy abierta a tomar una cerveza y hablar de cine pero se tiene usted que quitar la bolsa de la cabeza. ¿Hay trato?

Marcos, siempre es un placer ver una y otra vez algo tan genial como esta pelicula. Bienvenido al mundo virtual de nuevo.

Gracias a los dos. Un abrazote.

Anónimo dijo...

A la pareja Grant- Hepburn sólo la superan Tracy-Hepburn. ¿A que sí?

¡Me encanta esta película! Creo que fue la primera que me hizo fijarme en ese fenómeno Kate.

No entiendo como la película no tuvo éxito. Kate dice en su autobio: "Era yo. En esa época se me conocía como el veneno para la taquilla".

¡Qué me pasa doctor! Película de los setenta de Peter Bondano...pretende ser un remake. De hecho algunas escenas son clavadas. Un remake pobre pero no triste.

Con respecto al leopardo, cuenta Kate, que: Cary Grant no quería saber nada de él y que ella era la que se metía en la jaula con él. Dice que la escena de la llamada a David se rodó en una jaula y que le envadurnaron de perfume. Hubo un instante en que algo falló y casi se cumple "todo te lo puedo dar menos el amor, baby" -esto último lo añado yo ;)-
Así que puede que fuera un tanto ezquizo el Baby jajajjajaj ;)

Saludos,
DashwoodGirl