Gente Maja

lunes, 14 de junio de 2010

El Apartamento (The Apartment) 1960

Hola a todos. Antes de empezar a escribir sobre la gran pelicula que hoy me he decidido por fin a comentar, me gustaría deciros que mi ausencia de un mes de este blog y de los vuestros, ha sido por falta de tiempo debido a un cambio de empleo y por tanto cambio de horarios, además de más horas de trabajo. Esta es mi quinta semana en mi nuevo trabajo, así que tras el periodo de adaptación que he tenido vuelvo a nuestro blog (gracias White Gold por mantenerlo vivo) y a los vuestros con energías renovadas.


Muchas veces he estado tentada de escrbir sobre esta pelicula. Una pelicula sobre la que es muy difícil escribir porque, como expliqué en su momento cuando hablé de Eva al Desnudo, es la pelicula favorita de muchos cinéfilos. Pero que mejor día que hoy, en su cincuenta cumpleaños, para hablar sobre El Apartamento.

Esta mañana mientras desayunaba, un programa matinal daba la noticia, 50 años del estreno de una pelicula por la que no pasa el tiempo.

Dos veces he visto esta obra, inspirada en Breve Encuentro (1945) de David Lean. Wilder, su director y co-guionista, junto con I.A.L. Diamond, tuvo que esperar 15 años a que se relajara la censura para contar la historia de C.C Baxter (Jack Lemmon), un oficinista gris que alquila su apartamento para encuentros sexuales a sus superiores de la oficina.

La historia, a priori, no puede parecer más simple, pero a pesar de estar calificada de comedia romántica, El Apartamento es más que eso, mucho más, es una severa crítica social a la vida y costumbres sexuales de EEUU, personalizadas en el modo de vida que llevan los jefes de Baxter; y a la corrupción del sistema capitalista, donde los más influyentes abusan de los que están por debajo en la cadena de poder.

La amoralidad de Baxter, también fue criticada en su dia, un tipo que asciende como la espuma en su trabajo a causa de dejar su apartamento a los jefes para que comentan infidelidades. Y no sólo asciende, sino que está contento con el método a través del cual lo ha hecho.

C.C Baxter (Jack Lemmon), amoral o no, despierta en el espectador cierto sentimiento de ternura y simpatía (por no decir lástima). En realidad no se sabe si alquila el apartamento para conseguir un ascenso, porque le hace falta dinero (no recuerdo que le paguen por el alquiler) o simplemente quiso hacerle un favor a un compañero y el tema se le fue de las manos.


La escena en la que Baxter se prepara para cenar y ver Grand Hotel (cosa que al final resulta imposible) es muy descripitiva de la vida del pobre Baxter.

Jack Lemmon, que solía interpretar para Wilder los papeles de hombre corriente, le da al personaje un tierno toque de humanidad.
Consiguió hacer inolvidable e imperecedero a un tipo tan corriente como podemos ser cualquiera de nosotros, con un trabajo normal, un amor platónico y una cena con pollo y pelicula con anuncios. Nada de superhómbres guapos, altos, inteligentes y millonarios. Por eso Lemmon no era un actor corriente.

El amor platónico de C.C. Baxter era Fran Kubelik (Shirley MacLaine), una de las ascensoritas de la empresa donde Baxter trabaja. Una chica corriente, con cara angelical y de la que se enamora, o a mi me da esa sensación, cuando uno de sus compañeros le dice lo difícil que es la chica. Nunca acepta salir con nadie. Su única transgresión a la vista es su nuevo corte de pelo a lo garÇon que, dicho sea de paso, le queda muy bien.

MacLaine interpreta perfectamente el papel de chica, podríamos decir, un poco "mosquita muerta" que esconde sorpresa.


Baxter se prenda de aquella chica formal y simpática, hasta que descubre en la fiesta de Navidad que Fran no es tan inocente como parecía, que es la amante de su jefe (Fred MacMurray) y que, por si eso fuera poco, es la mujer a la que lleva a su apartamento.

Entonces la chica que tanto idolatraba el pobre Baxter se cae del pedestal. Y es cuando empieza a tener problemas de conciencia, ¿debe seguir manteniendo su actual puesto en el trabajo a costa de dejarle la llave del apartamento a su jefe para que mantenga encuentro sexuales con la chica a la que secretamente ama?



Jack Lemmon, Shirley MacLaine y Fred MacMurray

Pues al final y visto lo visto, parece que la comedia de historia simple no era tan simple. Crísticas sociales de costumbres, de forma de vida, de sistemas políticos, dilemas de conciencia se mezclan en una pelicula que comienza siendo una comedia satírica, se transforma en un drama y termina siendo una comedia romántica.


Y cuando de pronto parece que Baxter da por pérdida a Fran y su vida vuelve a la normalidad aparece otro peliguado tema en la pelicula, el suicidio. Y es que Wilder no dejaba de clavar astillas a la sociedad en la menor ocasión. Si no quereis temas que se consideren inmorales o difíciles de tratar, tomad dos tazas.


El Apartamento
, a pesar de su temática ciertamente peliguada para la época, se llevó cinco Oscar, mejor pelicula, director, guión, dirección artística y montaje y está considerada la última película auténticamente realista de Wilder y la continuación de La Tentación Vive Arriba, que también tendrá su lugar en este blog.


Aunque la pareja Lemmon - MacLaine no convencia a su director, los años y el público se han encargado de confirmar que la elección no puedo ser más acertada y el final, simple y delicioso siempre será parte de la historia del cine.

Y a tí, ¿porqué te gusta El Apartamento?

15 comentarios:

Irene dijo...

Tú lo has dicho, El Apartamento es la película favorita de muchos, como por ejemplo ¡YO! (empatada con Eva al Desnudo, en una lucha eterna en la que nunca gana ninguna de las dos).
A mí me encanta esta película porque es divertida, pero también tiene momentos muy tristes; es muy agridulce, y te hace reír y llorar al mísmo tiempo. En definitiva, es como la vida misma.
Son muchos sentimientos los que me produce cuando la veo. No sé cómo expresarlo muy bien con palabras. Tengo un miedo atroz al día en el que me decida por fin a escribir sobre ella :S

un completo gilipollas dijo...

A mi me gusta por las escenas del ascensor y por ese final que permite interpretaciones (y algunas negativas). Me gusta porque es perversamente inocente e inocentemente perversa.
Me gusta porque me hace reir y me cabrea.
Me gusta porque es cine que nunca pasa de moda.
A mi me gusta porque a usted le gusta.

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Marcos Callau dijo...

A mí me gusta "El Apartamento" porque no consigo ver el final sin que se me humedezcan los ojos, porque llega hasta el fondo del corazón y te lo estruja a su antojo. No puedo elegir una pelicula de la historia del cine como mi preferida peor "El Apartamento" está entre ellas. Agridulce, como ha dicho Irene, es una palabra perfecta para definirla. Es como la vida.

almalaire dijo...

Me gusta el apartamento por todo lo que dices tú y también porque fue la primera película que me hizo preguntarme quien estaba detras...osea, saltar por encima de quien sus actores y buscar a quien se le había ocurrido, quien la había escrito...así llegué a Wilder. El flechazo todavía está durando.

;)

desconvencida dijo...

Porque siempre me sorprende, tiene una mezcla de amargura y de ternura que la hace especial...

troyana dijo...

Pues yo me desmarco,no es mi película favorita,al menos de corte comedia clásica,sin embargo,he de decir que aunque me acerqué a ella con remilgos,guiada por prejuicios de que me resultaría noña y previsible,lo cierto es que me sorprendió favorablemente,supongo que porque entre otras cosas,de vez en cuando,nos alegramos de que algo le salga bien a alguien que los americanos no dudarían en calificar de "perdedor".
bss

Manuel Márquez dijo...

A mí, compa Bruja Truca, me parece una de las mejores pelis de la historia del cine porque, sin alharacas formales, su construcción narrativa es formidable; y porque su carga vitriólica se te cuela sin que te dés apenas cuenta gracias al tono pretendidamente humorístico con que se manejan Diamond y Wilder. Ahí está lo sublime, en colarte como una comedia (en su aspecto externo) lo que no deja de ser un drama de acidez tremebunda. Y, cómo, porque es un auténtico gozo disfrutar de dos trabajos interpretativos del nivel de los de Jack Lemmon y Shirley McLaine; ¿cómo, si no, puede uno compadecerse, hasta la adoración, de dos figuras de tan dudosa catadura moral...?

Un fuerte abrazo y buena semana.

♥ Ana ♥ dijo...

Me encanta porque ellos son magníficos, juntos o separados, da igual, se comen la pantalla. Son de esos actores míticos que jamás pasarán de moda y además el argumento podría ser de una película de hoy.
Y además es que para mí Wilder es... la leche en bote!!!

Besos bruji

ANRO dijo...

Bienvenida, Bruja, y espero que tu nuevo trabajo te permita estar con nosotros de la forma en que hasta ahora has venido haciéndolo (of course con tu compañero)
Esta entrada estaba cantada, la ocasión y la peli lo requerían. Has hecho un magnífico trabajo.
Recuerdo la primera (de las tropecientas veces que he visto esta peli)visión de "El Apartamento"....salí enamorado de Shirley MacLaine y con ganas de darle un sopapo al Jack Lemonn por jilipuertas.
Luego con más calma medité sobre la historia y cada vez me gustaba más. Con el tiempo ha pasado como con los vinos y ahora el Apartamento es una peli gran reserva.
Un abrazote.

Bruja Truca dijo...

Pues si Irene, me acordé de ti cuando escribí que era la favorita de muchos cinéfilos. Y no intentes decidirte por una, sería como decidir entre una canción de diferentes estilos. Quitáte el miedo a escribir sobre ella, seré la primera en leerlo ;)
Un abrazo.

Mi estimado Gili, subrayo todas y cada una de las razones por las que a usted le gusta esta pelicula. Bueno, la última no la subrayo, pero ha sido un detalle ;)
Un abrazo.

Marcos, como dices entre lineas, esta pelicula parece "tocar" a muchas personas y aunque yo no la incluiría entre mis favoritas, tengo que reconocer que tiene méritos para ser tan querida por tanta gente.
Un abrazo.

Almalaire, y que siga el flechazo. Como ves, aquí también estamos "enamorados" de Wilder.
Un abrazo.

Desconvencida, has nombrado otro adjetivo importante: "especial" ;)
Un abrazo.

Troyana, tampoco es mi favorita. Pero es que si me preguntaran cual es mi favorita creo que no sabría responder a esa pregunta. Es una de esas peliculas que aunque no sea la mejor que has visto te resulta especial.
Besos.

Manuel Márquez, yo no habría sabido explicarlo mejor. Has resumido la razón esencial en unas pocas lineas.
Un fuerte abrazo para tí también y buena semana.

Ana, estamos de acuerdo. Aunque en esta pelicula me pasa lo contrario de lo que me suele pasar en la mayoría: me llena más la interpretación del actor que la de la actriz. Pero si, muy buenos ambos.
Besos Ana.

Gracias Anro =) He tenido un periodo un poco absorvente, pero tengo intención de seguir dando la lata por aquí ;)
Jack Lemmon es un poco gili aquí, sí, pero si no lo hubiese sido, ni El Apartamento ni C.C. Baxter hubieran calado en tanta gente.
Otro estupendo adjetivo "gran reserva".
Un abrazote para ti también.

Gracias a todos por vuestras geniales aportaciones =)=)

Amaya dijo...

Ayer mismo ví "Breve Encuentro" debido a que un amigo me descubrió la relación existente entre ambas películas.
El Apartamento, una de las más bonitas que he visto.

ethan dijo...

Me encanta esta peli. Además hay parejas que funcionan muy bien en el cine. Wilder debía saber eso y la sinergia Lemmon-McLaine es espectacular (otra peli que me gusta mucho es Irma La Dulce, con ellos otra vez).
Saludos!

Bruja Truca dijo...

Bienvenida sea tu sugerencia, Amaya. Un saludo.

Ethan, pues al principio no estaba muy convencido el hombre de la pareja de esta peli. Pero mira, le salió bastante bien. Un saludo.

Gracias a los dos =)

White Gold dijo...

cuando vi esta película por primera vez me encantó, pero es que cuando la he visto después me ha gustado mucho más aún. Gran film y gran entrada.
La escena en que Jack Lemmon intenta ver Grand Hotel no es mas que otro guiño del director a Greta Garbo, pues en El Crepúsculo de los dioses también aparece mencionada cuando Norma Desmond dice que la única actriz que tiene expresividad es Greta Garbo, parece que se quedó con ganas de Garbo tras escribir guión de la exitosa Ninotchka, y eso que la Garbo llegó a echarlo del plató porque según ella "Había demasiada gente" y no podía concentrarse en la interpretación.

Bruja Truca dijo...

White, es curioso que nunca hayamos hablado de esta peli. Todo el mundo tenía ganas de Garbo, menos ella misma. Una pena lo de esta gran mujer. Pero en fin, la gente del mundillo la adoraba y eso se nota en guiños como este.
Un abrazo.