Gente Maja

lunes, 25 de octubre de 2010

Casablanca, 1942



He de reconocer que la primera vez que vi esta película no entendí por qué es considerada uno de los mayores films de todos los tiempos. No me gustó, me aburrí. Pero hace una semana más o menos, quedé en casa con unas amigas y la volví a ver, y no sé si fue por la compañía, por la tertulia-coloquio "a lo Garci" que tuvimos una vez hubo finalizado la cinta, o por la propia película en sí, pero el caso es que me gustó mucho. Y disfruté también mucho... y casualidades de la vida, un par de días después, en la tele pusieron un documental sobre Casablanca en el que Lauren Bacall narraba los detalles y curiosidades del rodaje. Lo que más me llamó la atención fue como la actriz, cuando hablaba del que fue su marido, lo hacía llamándole cariñosamente "Bogey". Así que igual que hice meses atrás con la biografía de Greta Garbo, cogí papel y lápiz y fui anontando lo que serían los esbozos de la entrada que hoy leéis en el presente post.



Con el trasfondo de la II Guerra Mundial y una exótica ciudad como marco (de la que es fácil entrar pero casi imposible salir), esta película narra cómo el líder de la resistencia checa Víctor Laszlo (Paul Henreid) necesita de la ayuda de Rick (Humphrey Bogart) para escapar de la persecución nazi. Pero este último no arriesga su vida por nadie, excepto por Ilsa (Ingrid Bergman)... cuando llega la hora, Rick deberá elegir entre su amor o la libertad de millones de personas.


El atractivo de Casablanca reside en el misterio, el romance, la intriga, el patriotismo... pero eso son los ingredientes de muchas películas, por tanto, ¿por qué destaca esta película?
Una de las posibles causas es por la presencia de un buen reparto, encabezado por Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, que supieron crear una atmósfera ideal para el desarrollo de una gran historia de amor con sus interpretaciones.

Estrenada en 1942 cuando el mundo se encontraba sumergido en la II Guerra Mundial, la película capta el fervor del orgullo nacional y del sacrificio. Además para ser considerada un clásico con mayúsculas la película debe adentrarse en la memoria colectiva, y de hecho, algunas de sus frases forman ya parte de la jerga popular: "Tócala, Sam"; "Este puede ser el inicio de una gran amistad"; "Siempre nos quedará París".

Ganó el Oscar a la mejor película, mejor director y mejor guión. Curiosamente ninguna de sus protagonistas ganó el Oscar, es más, Ingrid Bergman no estuvo nominda a la dorada estatuilla. Aunque el tiempo, que como siempre actúa como el mejor juez, ha demostrado que este hecho ha sido una de las injusticias más grandes en la historia de dicho premio, puesto que son las interpretaciones más recordadas, aclamadas y aplaudidas de ambos actores. Y qué decir de la canción As times goes by...

Casablanca ha sido elegida como segunda mejor película de la historia por el Amercian Film Institute, después de Citizien Kane.



Aunque ahora nos parezca una exageración, durante finales de los 30 y gran parte de la década de los 40, los estudios producían alrededor de 50 películas al año, lo que supone la friolera de una cinta a la semana.

Nos encontramos en 1942 y los estudios están en pleno auge. Hall B. Wallis, mano derecha de Jack warner, fue en gran medida el que hizo que este film se convirtiera en un clásico: Casablanca no era más que un punto minúsculo en el mapa hasta que encontró una obra teatral llamada Everybody comes to Rick's.

Cada año, la Warner Brothers enviaba a Irene Lee Diamond a Nueva York y Europa en busca de nuevo material para producir, y fue así como se encontró con la obra antes mencionada. Esta pieza está escrita por Murray Burnett y Joan Alison, basada en los viajes del primero por Europa: nació como llamada de auxilio para el miedo y el caos de la gente sin esperanzas; surgió en ese preciso viaje, a finales de los 30, y cuando en el viejo contiente ya se olía y mascaba lo que sería la ola de fascismo que ahogaría a Europa en años posteriores.
Como curiosidad, la idea terminó de moldearla cuando en compañía de unos amigos belgas fue al sur de Francia y en una de las paradas por los distintos lugares que visitó, entró a un club y pensó para sí: "¡Qué buen lugar para enmarcar un obra de teatro!".

Jack Warner pagó más por esta producción que por ninguna otra, y al igual que otras veces en Hollywood, el nombre sería cambiado. Unos años antes había sido estrenada la película Algiers, protagonizada por Charles Boyer y Hedy Lamarr, y que evocaba todo tipo de lugares románticos y exóticos, por tanto pensaron que si se ponía por título el nombre del lugar donde se desarrollaba la acción, evocaría todos esos sentimientos y captaría la atención del público.
Además se hizo en el momento adecuado, puesto que en esos precisos instantes, Casablanca se encontraba invadida y todos los periódicos hablaban sobre ello, por tanto los espectadores podrían sentir la tensión de una forma más real.



Philip y Julius Epstein fueron los elegidos para dar forma al guión y adaptarlo a la gran pantalla. Conocidos por su talento y tremendo ingenio, conviertieron Casablanca en un exótico oasis y lo llenaron de personajes pintoresecos e ingeniosos diálogos:

"¿Qué le trajo a Casablanca?/Mi salud. Vine por el agua./¿Agua?¿qué agua?¡Estamos en el desierto!/Ah... creo que me informaron mal."

"¿Cuál es su nacionalidad?/Borracho".

"Llama al aeropuerto y recuerda que te estoy apuntando al corazón/ Ese es mi punto menos vulnerable."

Sin embargo los hermanos Epstein dejaron el trabajo a la mitad, pues se marcharon de forma temporal a trabajar con Frank Capra. Así que para continuar con la labor de elaboración del guión, Wallis contrató a Howard Koch que acababa de terminar La carta, junto a Bette Davis. Con él, la película adquirió ese aire místico y casi metafísico que tiene el film... y con un mensaje claro: hay cosas por las que merece la pena hacer sacrificios.



Mientra se adaptaba el guión, se barajaron unos actores muy diferentes para protagonizar el film: Dennis Morgan, Ann Sheridan y Ronald Reagan. Finalmente, y gracias a un ataque de cordura más que aplaudible (sobre todo por lo que respecta a Reagan) se decidió que el reparto sería el conocido por todos.
Pero no todo era cuestión de gustos o preferencias, había un problema: Ingrid Bergman estaba sujeta bajo contrato a David O. Selznick (Selznick International Pictures, y cuyas películas eran distribuidas por la United Artist), por lo que fue necesario hacer un intercambio entre productores: Ingrid Bergman por Olivia de Havilland.

"Es la única actriz que posee la claridad luminosa y la ternura que requiere el personaje." Hall B. Wallis.



La conexión entre Bergman y Bogart fue evidente desde el comienzo, conectaron aunque tuviesen muy poco en común, ya que como dijo la hija de la actriz mucho después: "No creo que hubiesen tenido relación alguna fuera del set de rodaje."

El apuesto Paul Henreid, que rodaba junto a Bette Davis La extraña pasajera, tenía otra pega: había sido cedido por la RKO únicamente para rodar la película antes mencionada, sin embargo, cuando desde la Warner dejaron claro que se trataba de un papel de tercer protagonista, aunque con nivel de estrella, no hubo ningún problema.



Los secundarios son: Sydney Greenstreet, Peter Lorre, Conrad Veidt; el entrañable Dooley Wilson, más conocido como Sam; y Claude Rains, pieza clave para el desarrollo de la trama, y sin duda, el secundario que más sobresale.




El encargado de dirigir todo aquello fue Michael Curtiz, el rey de las películas de acción y aventuras de la Warner, los mayores ejemplos son El capitán Blood y Robin de los bosques.
Fue contratado por Warner Brothers, y traído directamente de Europa por el estudio, pues querían a alguien del estilo Lubitsch.
Su empleo de las sombras, el movimiento de la cámara y el ritmo rápido dieron a Casablanca un carácter único. Además conocía todos los trucos de Hollywood, por ejemplo, la escena final del aeropuerto: el avión que aparece no es un avión de verdad, ni siquiera estaba hecho a escala real, por lo que puso a extras caracterizados de mecánicos, pero la aeronave se veía mucho más pequeño, por lo que pusieron como esos mecánicos a "enanos" caracterizados para mantener así las perspectiva.



Ingrid Bergman estuvo incómoda durante el rodaje por un motivo en particular: éste se llevó a cabo de forma terriblemente caótica. Curtiz estaba empeñado en que todo el sonido fuera grabado en directo, no quería sonido de post-producción, por no hablar de las constantes revisiones de guión... y a ello hay que sumarle las demandas del censor, Joseph Breen, siempre atento para toda referencia sexual se llevara a cabo de forma muy sutil.

Como he dicho arriba, había cambios en el día casi a diario, y más aún cuando volvieron los Epstein. Nadie sabía cómo sería el final definitivo, si Ilsa se quedaría con su marido o con su amante.

"Pero, ¡¿con quién me quedo al final?! ¿con Henreid o con Bogart?" (Ingrid Bergman a los hermanos Epstein).
"Cuando lo sepamos, te lo diremos." (Contestación de los guionistas a las preguntas de la sueca).




En los años 50, el estudio realizó una serie para la televisión basada en la película, querían perpetuar la magia, pero ésta fue más rápida y se les escapó. No se rindieron, y en el año 1981 lo intentaron de nuevo con un remake. Fracaso absoluto.

El mejor tributo a este film fue Carrotblanca, un particular homenaje de los Loonies Toonies, con Bugs Bunny en el papel de Rick y el Pato Donald en el de Sam.



Para despedirme os dejo con este bellísimo primer plano de Ingrid Bergman.



Hasta la próxima entrada corazones.

34 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Respecto a la elevada producción de aquella época, recuerdo que Jack Warner gritaba a sus directores: ¡No la quiero buena, la quiero para el martes!. "Casablanca" tiene para mi como valor más importante sus diálogos, socarrones, burlescos, honestos, cine cien por cien.

Marcos Callau dijo...

Hola White Gold... y si nos fijamos detenidamente en la película nunca se dice "Siempre nos quedará París". La magia principal de "Casablanca" (además de esa ambientación maravillosa, de lo trepidante de la trama, de esos personajes tran exóticos), en mi opinión, está en Rick y en el final de la película. Imaginemos que Rick se larga con ella... "casablanca" no sería lo que es hoy. Rick representa al buen hombre por excelencia, un modelo a seguir por todos. En ninguna película se ha descrito tan perfectamente el desamor.

abril en paris dijo...

Me ocurrió un poco como dices. la primera vez que la ví no la entendí y por tanto me perdí toda la atmósfera, la magia, el romanticismo y las frases tan memorables que ahora conocemos todos y recordamos aplicandolas incluso a nuestra vida ja ja..el " siempre nos quedará Paris " es yá un tópico y " este es el principio de una gran amistad "... Rick-Bogart es el antihéroe pero que renuncia a su amada por una causa más noble...¡ en fin ! que de eso ya no queda. La música inolvidable e Ilsa-Bergman preciosa.
Subí una entrada en el apartamento en Paris hace algunos meses, sobre ésta gran pelicula que es la favorita de mucha gente a pesar de que no sabian ni siquiera cómo acabaria cuando la rodaron, como explicas detalladamente.>Me ha gustado recordarla de nuevo.
Muy buena documentación la tuya.

Un abrazo. :-)

troyana dijo...

White Gold,
me encanta esta película.
(Si alguien no ha visto todavía Casablanca,que no siga leyendo,spoiler)
Una vez entré en un debate sobre si Casablanca sería lo mismo con un final diferente.Pienso que un amor malogrado da ese cariz de novela negra a la película,no hubiera podido ser de otro modo.
Adentrándonos un poco en el personaje de Rick,¿hubieramos dejado escapar con su marido al amor de nuestra vida sabiendo que somos correspondidos?no sé si es un acto de entrega,sacrificio o cobardía.Tú qué opinas?qué hubieras hecho tú?
En cuanto al rodaje,se agradecen las anécdotas,como siempre,dais la cara B de la película a la que rara vez tenemos acceso.
Bs

Saraiba dijo...

uff!! Que maravillosa película. Tengo que reconocer que me pasó algo muy parecido a tí, tuve que verla dos veces para captar los detalles que la primera vez se me habían escapado. Que grandiosos actores y que gran guión, todo una obra maestra.

Magnífica entrada! Un besote

Bruja Truca dijo...

Me vais a apalear pero no sé si la he visto o no. No sé si la ví hace tiempo o si las imágenes del final las he visto tantas veces por televisión que mi cerebro ha confundido los recuerdos. Así que evidentemente mejor me callo y me espero a verla, que por ahí a tengo.

En cuánto a lo de llamar Bogie a Bogart, yo lo habái oído y no de su mujer, sino de otra gente del cine, parece ser que era conocido así por los que trabajaron con él.

Un beso.

PD: Cúando nos hacemos una terutlia a lo Garci xD

Bruja Truca dijo...

PD2: Perdona mi teclexia.

GCPG dijo...

¿La segunda mejor película de todos los tiempos?

No es una exageración. Simplemente, constata un hecho.

Saludos

naná dijo...

una película que consigue que sin ser francesa te emocione la marsellesa... algo tiene...
me encanta la peli y me encanta el post!!
y cuando el capitan renault dice eso de "que escandalo... aquí se juega" y le dan sus ganacias!?
y ese siempre nos quedará parís... lo habíamos perdido y lo hemos recuperado...
que me has traido preciosos recuerdos...
y me he enterado de un montón de cosas de la peli que no sabía...
besos!!

jesus (of suburbia) dijo...

Me gusta, pero no la considero la gran obra maestra. La he visto un par de veces y es muy buena, pero no me llega a emocionar tanto como otras. Pero se ha convertido en un mito, con ese final tan repetido, que ya siempre quedará presente. Me gusta cómo la utiliza Woody Allen para Sueños de seductor.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Excelente reseña, compa White Gold, un recorrido más que nutritivo por los entresijos e interioridades de una de las grandes, grandes, sin el más mínimo margen para la duda o el cuestionamiento. A mí, a diferencia de lo que te pasó a tí y alguno de los comentaristas, fue el primer visionado el que me causó un impacto tremebundo: en ese momento, hace la pila de años, apenas había visto cine (y del clásico, menos aún), y, además, tuve el enorme privilegio de verla en pantalla grande y en V.O. (una proyección navideña en el Gran Teatro de Córdoba; costumbre, por cierto, tristemente abandonada...). Como bien puedes imaginar, salí del patio de butacas, acompañado de la que por entonces era mi novia (ahora, mi mujer) en estado de shock integral. Desde entonces no he bajado de la hornacina a Ingrid Bergman: adoración perpetua, llama mi psiquiatra al transtorno...

Un fuerte abrazo y buena semana.

ANRO dijo...

Poco que añadir a lo dicho, excelentemente, por tí a esta película, más que grande, mítica.Tal vez hubo una serie de elementos propicios, y naturalmente la época, año 43 en plena guerra aun sin dilucidar el final.
Es curioso, pero a pesar de todos los estudios, revisiones y proyecciones de esta película, sus fotogramas siguen enganchando corazones cinéfilos.
Un abrazote.

LU dijo...

Curioso lo de los enanos.

La segunda mejor, la primera… Nunca entenderé este tipo de clasificaciones…
Mi pequeña aportación a las curiosidades de esta entrada:

http://tartarugamxica.blogspot.com/2009/07/ricks-cafe.html

Es unas de esas películas que probablemente hemos visto todos, o muchos, y sino, tenemos en la memoria grabadas las escenas más famosas; y eso ya la hace especial. Y encima el doblaje nos engaña y pasarán a la historia frases que nunca se dijeron en la versión original.

Biquiños

White Gold dijo...

Hola a todos y gracias por vuestros comentarios:

Pepe Cahiers, me encanta la anécdota que cuentas!!! Todos los jefes de los grandes estudios eran, en mayor o menor medida, iguales, aunque por lo que he leído, los más tiranos eran Jack Warner y Harry Cohn.

Lo de los diálogos de Casablnca es por el gran guión. Gracias.

Marcos Callau, tienes razón, la frase es "Siempre tendremos París"!!! entonces no entiendo por qué todos creemos que es la otra...
Indudablemente, el final de la película es lo que hace que ésta se quede "tatuada" en nustra memoria... y siempre he pensado una cosa: en las historias de desamor es donde mejor se narra el amor. Gracias.

Abril en París, yo la primera vez que la vi incluso di alguna cabezada que otra!!! la música es perfecta, e Ingrid, maravillosa.
A Bogart le sienta como un guante hacer de antihéroe, lo borda. Gracias.

Troyana, creo que parte de la magia de la peli está en que ésta no admite un "happy end".
En cuanto a lo de Rick, pues no sé... yo creo que si el amor es correspondido, no le hubiese dejado escapar, jajaaj!!! Pero en la peli luego vienen los nazis y tal... creo que no podía acabar de otro modo. Gracias.

Saraiba, me alegra saber que no soy al único que le pasó!!! Creo que hay películas (al igual que sucede con algunas canciones) que es necesario un segundo o tercer visionado para captar todos los detalles. Gracias.

Bruja Truca, eso que menionas es normal: cada vez que hay alguna noticia relacionada con la época dorada del cine o ponen algún reportaje sobre ésta, aparecen siempre las mismas escenas: las de casablanca, gilda, el vestido rosa satén de Marilyn, o la escena de las faldas...

Ya me gustaría que hiciésemos nuestra tertulia particular!!! No sé cuando aterrizaré por allí, pero ganas no me faltan!!! ;) Gracias.

GCPG, es verdad que casablanca es una muy buena película: guión, interpretaciones, dirección, música, fotografía, ambientación... aunque, encantándome como me encanta, prefiero otras, por ejemplo, Eva al desnudo. Gracias.

Jesus (of suburbia) me sucede lo mismo. No he visto esa peli de Allen, pero me la apunto. Gracias.

Manuel Márquez, muchas gracias. Qué bueno lo de las proyecciones que dices!!! Qué maravilla!! y una pena que las quitaran... Entiendo esa "adoración perpetua" por Ingrid Bergman, es una mujer guapa y una actriz sobresaliente. Tengo que reconocer que antes no me gustaba tanto, pero al ver unas cuantas pelis suyas, me ha convencido. Gracias.

Anro, completamente de acuerdo contigo: aunque estemos ante una muy buena película, hubo una serie de acontecimientos que hicieron que su recuerdo y fama creciera aún más. El buen cine, siempre engancha. Gracias.

Lu, lo de las clasificaciones, es un poco como nuestras encuestas, al final todo depende de la subjetividad de las personas que votan y eligen lo que es "mejor"

lo del doblaje es cierto, una vez escuché a alguien decir: " A saber cómo es en inglés, porque lo traducen como les da la gana". Gracias.

Muchísimas gracias a todos!!!!!!!!!!

White Gold dijo...

Me he dejado fuera a Naná, lo siento!!!
Muchas gracias por tu comentario. La escena a la que haces referencia me encantaa mi tambén!!! no te imaginas el lote de reír que me llevé!!!

Bruja Truca dijo...

White,me permito reproducirte un comentario que me han dejado en facebook sobre esta entrada (ya que lo tengo preparado para que las entradas se publiquen automáticamente). Te dejo el comentario porque me parece muy interesante y, a mi al menos, me ha sorprendido. El comentarista es nuestro común ex profesor de Universidad, no hace falta que te diga más =) Ahí va:

"Muy buena reseña.
la primera vez que vi Casablanca fue en el CineClub Vida en Sevilla. A mitad de la proyección nos notificaron que se estaba produciendo un golpe de estado en el país; votamos si regresabamos a casa o continuabamos viendo la pelicula con el riesgo que entrañaba volver de noche. La decisión fue seguir viendo la pelicula y que dos compañeros se sentaran al final de la Sala con una radio y fueran informando del Golpe, que finalmente no triunfo para suerte de todas las personas demócratas. No pudimos resistirnos al embrujo de esa pelicula, fue "el principio de una gran amistad".
Nunca olvidare esa primera vez."

Fructus dijo...

Encantado de leer tanta literatura sobre esta obra maestra. Hoy he vuelto a oír en la tele que antes que a Bogey se la ofrecieron a Ronald Reagan.
Qué más se puede decir tras tantos comentarios inspirados. Sólo subrayar alguna escena dilecta. Por ejemplo el flashback de París. Ellos dos dándonos el rostro mientras van en coche, y un paisaje de estudio va pasando por la ventanilla de atrás. El cine cuando era aún mágico ver sus cambalaches, cuando no sólo no importaba ver lo obvio de la construcción del cuadro, sino que reforzaban nuestra convención de lo que era Cine. Knock on wood, my friends.

Aitor Maiden dijo...

Reconozco el encanto de la película, aparte de poseer una de los trabajos de iluminación más bellos que recuerdo. Y pese a ello, no es ni de lejos de mis películas clásicas favoritas, la pareja protagonista carece de magnetismo y de química, Bergman sobreactúa en muchas ocasiones, y jamás llegué a conectar del todo con la historia.

White Gold dijo...

Bruja: ODM!!! ¡Cómo me gustaba ese profesor! me parece que tiene que ser una persona interesantísima e irresistiblemente actractiva (también) en el trato...

Me encanta lo de Vogue de Madonna, pero faltan "Dietrich and DiMaggio" (Greta Garbo and Monroe, Dietrich and DiMaggio, Marlon Brando, Jimmy Dean on the cover of a magazine)
Besos!!!.

Fructus: a mi realmente me sorprendió muchísimo lo Reagan, porque actor era "normalito"
Y me encanta tu reflexión final, la suscribo de principio a fin. Gracias.

Aitor Maiden: tampoco puedo decir que sea mi película favorita, pero sí que me gustó.
Fíjate que a mi Bogart no me atrae mucho (salvo por algunas excepciones, no puedo decir que sea mi actor favorito) aquí si me gusta, es más, creo que es de sus mejor papeles; a Bergman no la encuentro sobreactuada, no me da esa sensación...
En cualquier caso está muy bien que haya otra opinión diferente. Gracias.

David dijo...

Uy, qué tarde llego...Pero bueno, lo has apuntado todo en el post (hasta lo de los enanos y el avión). Y hombre, hasta yo me sacrificaría por Ilsa (que es Ingrid Bergman). Me quedo un poco con lo del primer comentario de Pepe Cahiers. Sus socarrones diálogos.
En lo que no estoy de acuerdo... Las interpretaciones de B&B pueden ser las más recordadas, aplaudidas y aclamadas...Pero no son mis favoritas de entre las suyas.
Un saludo, White Gold
Bruja: Si no las has visto, ponle remedio. La peli es divertida hasta en algunos momentos que pretende no serlo (¿son cañonazos o los latidos de mi corazón?)... pero en realidad está muy bien y es una historia bien llevada y bonita. "poco importan los problemas de dos personas en este loco mundo", y "este puede ser el inicio de una gran amistad". Malcito de memoria, que hace tiempo que la vi..
Un saludo también para ti, Bruja

Bruja Truca dijo...

White, si, a mi también me gustaba mucho y es un placer tenerlo en facebook =)

Lo de Dietrich and DiMaggio estaba!! Lo cogí de una letra ya escrita y vi que estaban todos. Supongo que al pasarlo se habrá comido la frase. No sé que habrá pasado, voy a ponerle remedio.


David, es una de esas peliculas que tengo por ahí y no me da el impulso de verla. Peor aún, no recuerdo si ya la he visto. He leído muchas frases de las que apuntais por ahí entre todos que desde luego no tienen desperdicio.
Un saludo, David.

White Gold dijo...

David, estoy de acuerdo en que Ingrid Bergman, estando muy bien como está aquí, tiene papeles mucho mejores, en cuanto a Bogart, no sé, creo que ésta jnto con la Reina de África son sus dos mejores interpretaciones. Gracias.

Bruja: ya he visto que ya está!! pero qué nombres tan traviesos!!!! jijijiji!!!

Bargalloneta dijo...

excelente reseña!!!
mi devoción por Ingrid es infinita y lo he visto casi todo de ella pero curiosamente Casablanca no creo que fuera de sus mejores papeles.... y no estoy diciendo nada en contra de la película eh??? es un clásico de los clásicos, por supuesto!!!

White Gold dijo...

Hola Bargalloneta! Ingrid Bergman es muy buena, estoy zambulléndome en su carrera y tengo que decir que me gusta mucho: coincido contigo en que, estando muy bien como está aquí, tiene papeles mejores, aunque este es el más recordado.
En cuanto a Casablanca, un gran clásico, pero no puedo decir que sea de mis películas favoritas. Gracias!!!

atikus dijo...

Bueno sobre esta peli creo que se ha dicho de todo jeje...
La verdad es que no es mi superpeli...igual es que de verla tanto...me pasa como con algunas canciones...que de tanto escucharlas.

En cualquier caso es una peli estupenda, con unos diálogos grandiosos, una iluminación fabulosa, un Bogart estupendo (pero tiene papeles muuuucho mejores con parejas muuuucho mejores, sin duda con su Bacal era lo mas)

En fin, una peli que creo que hay que ver..y no es una indirecta jaja!!

White Gold dijo...

Hola atikus!!! tampoco puedo decir que está entre mis películas favoritas, y como he dicho arriba, cuando la vi por primera vez no me gustó nada, me aburrí un poco.
En cuanto a Bogart, tampoco puedo decir que sea mi actor favorito, y creo que éste, junto con la reina de áfrica son sus mejores interpretaciones. Y lo de las pelis que hicieron él y lauren bacall, la prefiero a ella, con esa caída de ojos y esa mirada que hipnotiza...
Gracias!!!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Maldita sea, esta peli es más grande que la vida...

Saludos

White Gold dijo...

Möbius el Crononauta, la verdad es que es muy buena película. Gracias!!!

El Sietemesino dijo...

Hola, buenos días. He estado dándome una vuelta por vuestro blog y me gusta. Os dejo la dirección del mío por si os apetece hacerme una visita:

http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

Un saludo.

White Gold dijo...

Sietemesino, muchas gracias por tu comentario y gracias por dejar la dirección de tu blog. Ahora mismo me paso por allí.

Badoo dijo...

Película que es merecidamente un icono. Si aun no la viste, correeeee!!!!
¿Un final diferente?. No ,no hubiera podido ser de otro modo. ¿Dejariamos escapar con su marido al amor de nuestra vida sabiendo que nos ama? Tú qué hubieras hecho?.

White Gold dijo...

Badoo, pues sí, todo un icono, y más que merecido ese adjetivo.
Yo creo que tampoco merezca un final diferente, estoy seguro que hubiese estropeado todo el metraje.
Gracias por tu comentario!!!

7 Plumas dijo...

¡Tócala otra vez Jack¡ Es la única película que he visto en varias ocasiones junto con La Vida es Bella.
El séptimo arte sería otro sien ésta producción.

White Gold dijo...

7 Plumas, totalemente de acuerdo con tu afirmación: el cine no sería lo mismo sin Casablanca. Gracias!!!