Gente Maja

sábado, 9 de octubre de 2010

James Dean y su última película: Gigante (Giant, 1956)



Un 30 de septiembre de 1955, hace 55 años, moría el que estaba llamado a convertirse en el nuevo Rey de Hollywood, y con motivo de este reciente aniversario, os hablaré hoy de este "rebelde sin causa."
Tres películas le bastaron para encandilar a todo un país; a toda una industria, que buscaba nuevas caras; así como a una nueva generación de norteamericanos que también buscaba otros ídolos, diferentes a los de sus padres. Sin embargo, un fatal accidente de tráfico truncó su vida.

Atormentado como los personajes a los que puso rostro en la gran pantalla, a día de hoy es uno de los iconos más representativos y una de las leyendas más grandes del cine.

James Byron Dean nació en Marion (Indiana) un 8 de febrero de 1931, año en el que, por ejemplo, se estrenaron Luces de ciudad, primera película sonora de Chaplin o Mata Hari, protagonizada por Greta Garbo.

Desde su adolescencia sintió la llamada de la interpretación y comenzó actuando en pequeñas obras teatrales por varios pueblos hasta que consiguió papeles muy pequeños para la televisión, e incluso participó en un anuncio de Pepsi. Pero su suerte cambiaría en 1951, cuando deja los Ángeles para trasladarse a Nueva York para estudiar interpretación en el prestigioso Actor's Studio.
Una vez allí, actúa en Brodway y en el circuito Off Brodway, y tras participar en unas cuantas películas, en algunas incluso como figurante o extra (a veces "no acreditado") Elia Kazan se fijó en él para protagonizar su primera película, que además le valió su primera nominación al Oscar, Al este del Edén.

Después vendrían Rebelde sin causa, su película más emblemática y recordada y sin duda alguna, por la que ha pasado a la historia. Tras ella la que hoy nos ocupa en este blog, Gigante. Tres "peliculones" y tres "taquillazos" como tres soles.

Trece días antes de morir, compró un Porsche al que pondría el nombre de "Pequeño bastardo", y unos días después rodó un anuncio para la televisión en el cual advertía a los jóvenes sobre los peligros de la combinación coche-velocidad.
Este spot publicitario puede verse en una edición en DVD de la película Rebelde sin causa y en él dice una frase que reza más o menos así: "Cuidado con la velocidad de su coche, porque la vida que pueden salvar sea la mía."



El magnetismo y sex-appeal de James Dean ha sobrevivido al paso del tiempo manteniéndose prácticamente intacto y convertiéndose en todo un referente para las nuevas generaciones de actores y aficionados al cine.



La verdad es que una película con semejante título corría el riesgo de quedarse en lo contrario... pero nada más lejos de la realidad, la película es una auténtica obra "titánica."



Nos encontramos ante un drama dirigido por George Stevens y con un guión adaptado por Fred Guiol e Iván Moffat a partir de la novela de Edna Ferber. Uno de los puntos fuertes de la película es que se trata de la última interpretación de James Dean antes de su muerte y que le valió su segunda nominación a los premios Oscars.
En el año 2005 la película fue seleccionada para su conservación en el National Film Registry en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos por ser "cultural, histórica y estéticamente significativa."



Bick Benedict (Rock Hudson) es el jefe de una hacienda ganadera texana, y acude a Maryland a comprar un pura sangre semental, propiedad de Leslie (Elizabeth Taylor). Allí se relaciona con la alta sociedad de la zona y hablan sobre las diferencias entre los paisajes y estilos de vida entre el norte y el sur del país, y poco a poco , y a pesar de las "rifi-rafes" iniciales, Bick y Leslie terminan enamorándose y casándose, por lo que se trasladan a vivir a Texas.
Las diferencias entre las costumbres de ambas zonas del país, y el comportamiento de la hermana de Bick, Luz (Mercedes McCambridge), hacen que la situación se torne insostenible.
Mientras todo esto sucede, aparece en escena Jett (James Dean) que trabaja para la hacienda, pero los desencuentros con su jefe son constantes por lo que le despide, sin embargo es contratado nuevamente por Luz. La relación entre ambos es tan estrecha, que cuando ésta muere le lega un terreno en el cual descubre petróleo, ahora él también es rico y podrá tejer su venganza contra Bick... un odio que se extenderá a lo largo de las sucesivas generaciones Benedict.



La película, muy extensa y con gran empleo de los escenarios naturales como catalizador tonal, mantiene un ritmo adecuado en sus dos primeras horas, acelerando la sucesión de los hechos a partir de la última hora, lo que hace que el drama y la emoción estén a flor de piel.

El film es un reflejo de cómo la industria del petróleo transforma la economía de la zona. Además, ahonda en temas tan diversos como "los nuevos ricos", la segregación racial y el clasismo.



Gigante se estrenó en noviembre de 1956 en Nueva York con un despliegue "galáctico" de estrellas y artistas del mundo de la música, el cine y el teatro, de hecho fue retransmitida en directo por todas las televisiones de "la gran manzana."
Fue la película más taquillera de la Warner Brothers hasta que estrenaron Superman.



El reparto inicial iba a ser muy diferente de éste: en un principio se pensó en William Holden para el papel de Bick, pero el estudio impuso a Rock Hudson. Una vez hubo firmado el contrato le dieron a elegir a quien prefería como compañera femenina, si a Grace kelly o a Elizabeth Taylor. Finalmente se decantó por su íntima amiga.
Respecto al papel de Jett, George Steven vió en Alan Ladd el cándidato ideal, pero su esposa se lo desaconsejó, por lo que se mandó llamar a James Dean.



El film estuvo nominado a 10 Oscars: mejor película, mejor director (única categoría en la que resultó vencedora), mejor actriz principal, mejor actor principal (tanto Hudson como Dean), mejor actriz de reparto, mejor guión adaptado, montaje, dirección artística en color, música y vestuario para una película a color.

Hasta la próxima entrada corazones.

17 comentarios:

Saraiba dijo...

Yo también dediqué una entrada a este gran actor. Sus interpretaciones, su belleza y la huella que dejó en la moda, son más que suficientes para hacerle un hueco en mi rinconcito.
Gracias por ayudar a que esta leyenda siga viva por muchos años.

un besote

Marcos Callau dijo...

Muy bien White Gold, siempre me ha gustado mucho James Dean. Mejor dicho, siempre me ha gustado mucho lo que representa James Dean, el espíritu de rebeldía, de rock and roll de vivir el día de hoy como si fuera tu última día y todo eso. Considero a James Dean un mito y, en este caso, el mito es más grande de lo que fue el actor, en mi opinión, porque no tuvo tiempo de demostrar nada más que lo que nos dejó. Como mito ya es mucho y como actor lo equiparo al jóven Marlon Brando o Paul Newman, por cierto que ambos estudiaron también en el Actor's studio. Se notaba que algo tenían en común. En cualquier caso, un personaje mítico este James Dean. En cuanto a "Gigante", como bien dices, el título le viene muy bien porque es una gran obra con grandes interpretaciones. Es la interpretación que más me gusta de James Dean. Rock hudson está colosal y qué decir de la Taylor. con ese plantel no se puede hacer mal cine.

un completo gilipollas dijo...

Y a mi que James Dean siempre me ha parecido un pésimo actor... quizás por lo mismo que a otros le parecen un grandioso actor.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

David dijo...

Hola, el que no es Bruja... A mí esta película me gusta en algunas de sus imágenes o por los ambientes que retrata, por lo guapa que está Liz...pero se me hace demasiado larga.
Y como películas, me gustan bastante más las otras dos de James Dean... si bien, insisto, hay imágenes de esta que se quedan más en el recuerdo.
Un saludo.

jesus (of suburbia) dijo...

Me gustó más en Al este del edén, pero en toda su filmografía (muy poca) está bien, más allá del icono que suponía. Creo recordar que tiene un triste record: El más nominado póstumo, de sus 3 películas, en 2 estuvo nominado pero ya muerto. Ahí queda reflejado su talento.

Anónimo dijo...

Intervengo para subrayar la interpretación de una secundaria de lujo, Mercedes McCambridge. Ella está al mismo nivel que sus demás compañeros.

Su lector, B.P.A

atikus dijo...

Enorme pelicula, como su título ya indica y es que los tres actores principales estan perfectamente sincronizados con sus personajes; del mito James Dean que decir, sus tres pelis famosas son obras maestras, y no sabría por cual decantarme ahora...el papel que hace en Gigante le viene clavadito, el típico incomprendido, rebelde, chico de mirada extrana y tremendamente irresistible para los ojos que se cruzaran en su camino...en fin.

Rock Hudson interpretando el tipo duro, inteligente, clásico americano del oeste...la escena de la pelea final apoteosica ;-)


Elizabeth Taylor, en una de sus mejores etapas, seductora, femenina al 100 por 100, caprichosa y atractiva tanto para el clásico americano como para el rebelde e inconformista vaquero. Gran interpretación aunque tiene otras mejores y donde esta mas guapa como en el tejado...


Saludos enormes :-)

Bruja Truca dijo...

A mi James Dean no me gusta, se me hacía muy pesado. Hizo poco cine pero en lo poco que hizo siempre le vi la misma cara de recién levantado por la mañana, perezoso, sin gracia, chulesco.

La pelicula la vi hace tiempo pero coincido con David, se me hizo pesada. Como documento histórico ha dejado un legado importante, eso sí.

A pesar de que me guste o no, muy buena entrada, con datos curiosos, como siempre.

Un besote.

Noemí Pastor dijo...

Bueno, coincido con algún otro comentarista. No me odies, pero creo que Dean era un actor malísisisísimo. ¿No crees que hizo siempre el mismo papel? Pero, claro, ¡era tan mono!
Que conste que Gigante me encanta. Es ideal para una tarde tonta frente a la tele comiendo chuches y porquerías.

LU dijo...

A mi esa cara de recién levantado y de no saber muy bien por donde se andaba, era lo que más me gustaba. Durante un curso escolar, una gran foto suya decoraba mi carpeta…

Hace muchos años que no he vuelto a ver sus películas, y no sé si ahora me gustarían tanto.

Biquiños

Bargalloneta dijo...

James Dean siempre ha sido un icono, a veces me pregunto si hubieran vivido él y Marilyn Monroe como les habria tratado la historia... la respuesta es la misma: a Marilyn la hubiera tratado bien, aunque era un sex symbol tenia madera de actriz, era muy buena, ya no estoy tan segura de James Dean... aunque yo de joven también tenia una foto en mi carpeta,
petons

White Gold dijo...

Hola a todos, muchas gracias por vuestros comentaarios y disculpad mi tardanza en contestar, pero me he ido fuera este puente y no me he llevado el portátil:

Saraiba, recuerdo esa entrada. Escribí un comentario en ella sobre la maravillosa cazadora roja que lleva James Dean en la película "Rebelde sin causa". Gracias.

Marcos, muchas gracias por tu comentario. Coincido contigo en que Dean evoca toda una serie de sentimientos y por supuesto, toda una época. También creo que el mito ha sobrepasado al actor.
Por cierto, lo que debió ser el Actor's Studio, cuanta estrella por metro cuadrado.
En cuanto a la película, todas las interpretaciones son redondas, pero mi favorita es la de Rock Hudson. Gracias.

Sr. Gilipollas, no puedo decir que James Dean sea mi actor favorito (ese lugar está reservado para Brando), pero si que me gusta... pero el colorario de actores es muy diverso, quizá el mito es tsn grande que uno espera ver a un semi-dios, y lo que se encuentra es con un actor. Gracias.

David, coincido contigo en que hay ratos en que se hace demasiado densa y lenta, pero vale la pena, aunque sólo sea por ver las interpretaciones y los maravillosos paisajes. En cuanto a las pelis de Dean, yo también me quedo con "Al este del Edén".

Jesus (of suburbia), a mi también me gusta "Al este del Edén" de entre toda su filmografía. Pues si, fue el primer actor en ser nominado póstumamente. Y sus otras dos películas también se estrenaron cuando él estaba muerto. Gracias.

B.P.A, tienes razón, he pasado por alto la interpretación de Mercedes, además su personaje es fundamental para la trama de la película. Gracias.

Atikus, la verdad es que si que están perfectamente sincronizados y perfectos los tres, aunque como he dicho antes, de entre todas estas redondas interpretaciones, me quedo con Rock Hudson (me encanta la escena final a la que haces referencia). A Elizabeth Taylor, "gigante" como está aquí, la prefiero en "la gata..." y sobre todo en "Quién teme a Virgnia Woolf" (aunque aquí ya no está tan sexy... jajaja). Gracias.

Bruji, eso es precisamente lo que me gusta de él: ese aspecto desaliñado y como dejado. Como he dicho arriba, a ratos a mi también se me hizo pesada, y también coincido contigo en que como reflejo social de una época, es genial. Gracias y besotes a ti también.

Noemí Pastor, ¿odiarte? ¿por qué? jajaja... a mi si me gusta James Dean, y la verdad es que solo hizo tres pelis, tampoco le dio tiempo a demosttrar nada más... Era muy, muy, repito, muy mono... No me hables de chuches, estoy a dieta a base de piña y estoy que me como hasta las piedras jajajaja, xD. Gracias.

LU, coincido contigo (excepto en lo de la carpeta, yo llevaba una negra, lisa, sin color ni fots ni dibujos... que soso era... jaja). Gracias.

Bargalloneta, respecto a lo que comentas, no sabría que contestar. James Dean dio tres grandes taquillazos y su muerte truncó una carrera meteórica y que iba en ascenso a pasos de "gigante", pero nadie sabe lo que hubiera pasado después, podría haber participado en pelis malísimas y haberse hundido en el fango o podría haber participado en grandes producciones que lo hubiesen encumbrado aún más... en cuanto a Marylin lo mismo, yo creo que si no hubiese muerto en extrañas circunstancias, el icono y el mito no hubiesen sido tan grandes como lo son hoy día, lo hubiese sido porque dejó fotogramas y películas muy recordadas, pero el impacto social posterior hubiese sido más moderado... pero claro, no son más que especulaciones. Gracias.

Gracias a todos!!!

Ania Alonso dijo...

Adoro a este hombre....
es mi dios!
muakk

abril en paris dijo...

Es un icono sin duda y el 'rebelde' por derecho propio y del cine. Tres películas y un mito ¡ todo un record ! No sabemos si habria mejorado como actor..siempre nos quedará su imagen tan atractiva con ojera de recién levantado de la cama o de no dormir en toda la noche ja ja..
La peli la hemos visto tantas veces que ya no se hace larga. A mí siempre me entretuvo y ¡ eran taaaan guapos los tres.. !Hay que tener mucho carisma para sobrevivir al paso del tiempo.
Un saludo :-))

Lázaro dijo...

Buenos días...
Las tres películas que rodó este actorazo,ocupan un sitio destacado en mi estantería de joyas cinematográficas...
una pena que nos dejara tan pronto..
Gigante es mi favorita..
saludos..

White Gold dijo...

Ania, también me gusta James Dean, aunque no tanto como un Dios jajaja ;). Gracias por tu comentario.

Abril, suscribo y subrayo todas y cada una de tus palabras, aunque hubo un momento en que pensé que con menos minutos, la película hubiese ganado más. Gracias!!!

Lázaro, estoy de acuerdo, sus tres películass son imprescindibles. Mi favorita, Al este del Edén. Gracias!!

Muchísimas gracias a todos por vuesros comentarios!

Blogger dijo...

Do you prefer Coke or Pepsi?
PARTICIPATE IN THE POLL and you could win a prepaid VISA gift card!