Gente Maja

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Annie Hall (1977)


Creo que es la primera vez que hablamos en este blog de una pelicula de un director que, a dia de hoy, sigue haciendo peliculas (claro que tiene una ventaja que no tienen muchos de los directores que por aquí aparecen: sigue vivo) y además, con más frecuencia que antes. Justo cuando este año se estrenaba su tan esperada y criticada (para bien o para mal) Conocerás al hombre de tus sueños, la mayoría de nosotros no puede dejar nunca de acordarse de esta joya cinematográfica llamada Annie Hall.

Annie Hall fue concebida por Woody Allen en un principio como una versión moderna de las sofisticadas comedias de los años 30 interpretadas por Spencer Tracy y Katharine Hepburn. Más tarde, Allen y su co-guionista Marshall Brickman desistieron de ésta idea para hacer una comedia basada en los anteriores matrimonios y enamoramientos infantiles del protagonista, Alvy Singer.

La pelicula comienza con un monólogo donde Alvy (Woody Allen) y su amigo Rob (Tony Roberts) reflexionan sobre la vida, lo que parece ser la marca de la casa del director de Nueva York. Rob le presenta a Alvy a Annie Hall (Diane Keaton) en un partido de tenis y a partir de ahí la película se centra sobre todo en el análisis de la historia de Alvy y Annie. Alvy es un cómico judío de unos 40 años, completamente neurótico, obsesivo e inseguro. Lleva 15 años visitando a un psiquiatra y aún no ha sacado nada en claro. Annie es también insegura y algo inmadura pero Alvy le recomienda otro psiquiatra y varios libros de autoayuda. En poco tiempo, Annie se vuelve más segura pero Alvy sigue sin avanzar atrapado en sus propias neuras.

Aunque Allen siempre ha negado que la pelicula sea autobiográfica, hay quienes dicen que en ella se plasma la ruptura entre Woody Allen y Diane Keaton, que mantuvieron una relación en la vida real.


Annie Hall, es el punto de inflexión en la carrera de Woody Allen que hasta esa fecha había producido comedias graciosas pero no brillantes. Como él mismo dice se atrevió a hacer algo más que contar chistes en sus diálogos y asumió una actitud de mayor control en sus peliculas. Se dice de ésta pelicula que, ironicamente, la obra más madura de Allen es la que trata precisamente sobre la inmadurez emocional.

Se aleja de la verborrea humorística que caracterizaba sus peliculas anterioes, típicas de otros cómicos judíos como son los Hermanos Marx y se centra en un humor que descansa sobre el diálogo y sus obsesiones personales como son el psicoanálisis, la muerte, el sexo o la religión, temas muy recurrentes en su filmografía.


La pelicula está llena de gags tremendamente ingeniosos y originales: la escena de dibujos animados de Alvy y la madrastra de Blancanieves, la escena en que se subtitulan los pensamientos de Alvy y Annie mientras hablan de temas triviales, la escena partida de ambos con sus respectivos psiquiatras donde dan respuestas totalmente diferentes a las mismas preguntas, la escena donde el alma de Annie se sale de su propio cuerpo porque no quiere tener sexo con Alvy y empieza a dialogar con los dos, la escena de la langosta, los dialógos de Woody directamente hablando con el espectador, la escena en la cola del cine con Marshall McLuhan (que sustituyó en el último momento a Fellini), la escena de Woody de mayor en el pupitre del colegio...

La pelicula es un constante diálogo lleno de frases que perduran en el universo cinematográfico: "arañas grandes como un Buick", "Yo intento hacer con las mujeres lo que Eisenhower le ha estado haciendo al país desde hace ocho años", "El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.", "No te metas con la masturbación, es hacer el amor con alguien que amo", "La vida se divide en lo horrible y lo miserable"...

También abundan los guiños y homenajes a obras y directores, como a Bergman o a Fellini.

También hay críticas a Einsehower y Johnson, citas cultas a Balzac, James Joyce, Henry James, Groucho Marx o Freud y referencias a peliculas como la obra de Tennesse Williams Un Tranvía llamado Deseo. De hecho, en principio la pelicula iba a titularse Una montaña rusa llamada deseo o Anhedonia, que significa incapacidad de sentir placer, pero la productora no permitió ninguno de estos dos titulos.

Como curiosidad sobre el titulo final, Hall es el apellido real de Diane Keaton a la que de pequeña apodaron con el nombre de Annie.

Diane Keaton, una de las actrices más representativas de su generación obtuvo el Oscar en la categoría de mejor actriz. Diane consiguió en mi opinión un personaje adorable. Al principio siempre risueña, dulce e insegura, a lo largo de la pelicula su personaje muestra una gran evolución con culminación en ese final donde mantiene la conversación final con Alvy.
Su personalidad a la hora de vestir hizo que no se necesitara crearle un vestuario para la pelicula. Su forma de vestir personal creó tendencia en la moda. Y aún hoy se habla del estilo Annie Hall.
Sin duda, Annie Hall le debe mucho a Diane Keaton y Diane Keaton a Annie Hall.


En la siguiente foto, Diane Keaton en la actualidad:


Personalmente, me encanta su estilo, tengo que decirlo. Se sale de lo típico. Y además, tiene algo que hace que me caiga genial, ¿será porque siempre sale tan sonriente?

Woody Allen, por su parte, logró algo que no conseguía nadie desde Orson Welles con Ciudadano Kane, que la misma persona fuese nominada en tres categorías: mejor película, mejor guión y mejor actor. Se llevó los de mejor película y mejor guión, pero no fue a recogerlos, alegó que estaba tocando el clarinete y... se le olvidó. Hasta 2003 no aparecería en la gala de los Oscar.

En cuánto a su personaje, que decir, me encanta el personaje de Woody Allen sea la película que sea, aunque tenga la sensación de que siempre hace el mismo personaje. Simplemente ahora que ya no aparece se echa de menos.

Personalmente creo que a parte de todos los brillantes gags, diálogos o interpretaciones creo que Annie Hall y toda la filmografía de Woody Allen, en general, siempre ha tenido tanto éxito porque hace peliculas sobre temas que en el fondo nos interesan a todos aunque pensemos que él es el neurótico. Nos reímos con sus divagaciones pero en el fondo todos nos hemos obsesionado alguna vez con los mismos temas que él. Y además, nos transmite todos esas historias que en el fondo son más cotidianas de lo que parecen con un humor al alcance de todos que no deja en ningún momento de ser inteligente.




No resta más que decir excepto larga vida a Woody Allen.

Un saludo.

18 comentarios:

Saraiba dijo...

Joo!! Como me ha gustado esta entrada!! Aquí me has tocado mi fibra...esta película es muy especial para mí por eso está entre mis favoritas. De tantas y tantas veces que la he visto ya me se hasta los diálogos, me encanta el personaje de Allen! Me siento identificada en parte con sus manias y me encanta su visión del mundo.
No me lio más, simplemente decirte, magnífica entrada!

un besote

Marcos Callau dijo...

Buenísima tu reseña. Me encanta esta joyita de película y yo sí que le veo algún paralelismo con las comedias de los años treinta... nosé, algo en el ambiente me las recuerda.

troyana dijo...

Bruja,
me ha encantado la entrada,puede que Woody Allen esté entre mis 5 directores favoritos y hace tiempo que me declaré fan incondicional,incluso cuando muchos hablaban de un descalabro en su carrera con "Vicky,Cristina,Barcelona",me seguía gustando.
Anny Hall es una comedia maravillosa,Diane keaton creo que aquí hizo el papel de su vida y la química entre ella y Allen se palpa en la pantalla.
¿Se puede pedir más? yo también le deseo larga vida al genio de Manhatan,incluso con una película por año,su talento no se agota.
bss

atikus dijo...

Sin duda Woody es uno de mis directores favoritos, hace que lo genial parezca sencillo o quizás es que lo sencillo es genial, jaja!!..no sé pero la mayoría de sus películas se me pasan volando, aunque en alguna de las últimas patina ...pero también tiene derecho a relajarse, así disfrutamos cuando vuelve a hacer un peliculón.


Annie Hall es una maravilla sin duda, un clásico...hace tiempo que no la veo, mmmmserá hora de disfrutar de nuevo con ella ;)

saludos

White Gold dijo...

También es de mis favoritas de Woody Allen, y no sólo por los gags y los comentarios ingeniosos, también por el vestuario (de Diane Keaton), ya que aunque no se lo recomedaría a ninguna amiga mía por lo atrevido del mismo(enemigas quizá, jajaja) me gustó precisamente por eso, por lo arriesgado y rompedor.

Teléfila dijo...

Truca... qué bien escribes y diseccionas las películas :)

Voy a poner la nota discordante pero para gustos... las películas. No em gustó "Annie Hall". La ví hace un par de años cuando en una visita a la biblioteca me la encontré y no dudé en llevármela. Diane Keaton me parece una actriz muy brillante y mi relación con Woody Allen es un fifty-fifty. Es decr, la mitad de las películas que he visto de él me han gustado, la otra mitad no lo han hecho.

Pero la película, yo sí encontré los ataques berborréicos a lo largo del metraje, me aburrió un poco hacia la mitad más o menos. No la disfruté como otras.

ethan dijo...

Estupenda reseña para una inolvidable película (me acuerdo de las langostas y de la cola del cine y no me queda más remedio que sonreir).
Saludos!

GCPG dijo...

De lo mejor de Allen, es decir, de lo mejor del cine de los setenta. Haces bien en recordarnos estos títulos, precisamente ahora que Allen está en horas bajas. Parece que todas sus películas están interpretadas por un mismo personaje (aunque no lo interprete el propio Allen), y que su vida real está ligada, a su pesar, a este personaje. Quizá sea algo más complejo: el Allen personaje está estrechamente ligado al personaje Allen en la vida real.

Saludos, me encantó leerte.
Por cierto, te agregué en mi blog hace unas semanas, se me olvidó comentarlo.

Bargalloneta dijo...

Me encanta Woody Allen, y aunque no puede hacer una obra maestra cada año, está claro que Manhattan y Annie Hall son de su top ten!!
muy buen post!

Bruja Truca dijo...

Saraiba, es un alivio que a alguien tan fan de esta peli como tú le haya encantando la entrada. No sé podría escribir otra cosa que no fuera para recomendarla una y mil veces. Un besote.

Marcos, yo creo que aunque la idea principal no se llevara a cabo la pelicula está muy influenciada por esas comedias de los años treinta.

Troyana, a mi me gustó "Vicky, Cristina, Barcelona". Sus peliculas se meten en las visceras de los sentimientos de los seres humanos. No sé como lo hace pero es genial, la gran mayoría de las veces. Besos.

Atikus, exactamente, es un genio, pero un genio humano, tiene derecho a patinar, como todo hijo de vecino. Aún así, se cae pocas veces. Saludos.

White Gold, sabía que tu harías alusión al vestuario. A mi me parece de una personalidad desbordante, aunque el tipo ese que hace la lista de las peor vestidas meta a Diane Keaton en el saco todos los años. La originalidad y la personalidad no están bien valoradas.
Y una de las mejores pelis de Allen, si.

Teléfila, es obvio que el libro de los gustos está en blanco. A mi se me pasó volando la pelicula, todas las veces que la he visto y el humor de Allen me parece impecable. Diane Keaton está genial también.
Pero bueno, que no te gustó y no se trata de convencer, sólo de compartir opiniones.

Ethan, gracias y, mientras sonrias, no está mal.
Saludos.

GCPG, precisamente una de las ideas de escribir sobre Annie Hall, era reinivdicar un poco al director de Nueva York. No sé si son horas bajas, pero creo que ya no tiene que demostrar nada y no le hace falta.
Saludos y gracias por enlazarnos. Nos pasamos por el tuyo ;)

Bargalloneta, nueva compañera de blog ;), está claro que no todas sus peliculas son obras maestras, pero yo creo que ya hacer una es demasiado dificil y Allen ha hecho unas cuantas. Fijate que no he visto Manhattan. En ello estoy, pero es que no la tengo.
Gracias.

Saludos a todos y muchas gracias por parar a comentar.

miquel zueras dijo...

Recuerdo que vi "Annie Hall" muy joven, cuando la estrenaron, quedé algo desconcertado pues esperaba otro humor de Allen. Disfruté mucho la película cuando volví a verla a los treinta y tantos y tocaba temas cercnos para mí. Creo que es más redonda "Manhattan", casi una secuela de "Annie Hall". Borgo.

jesus (of suburbia) dijo...

Es un tópico, pero es mi preferida. En mi ranking alleniano sería Annie Hall, La rosa púrpura de El cairo y Match Point.

ANRO dijo...

"Annie Hall" es el punto donde arranca todo el buenísimo cine de este director, que debió detenerse en "Match Point" para que pudiéramos colocarle la corona....Claro, que tampoco tenemos derecho a ser tan miserables que no le perdonemos fallos como esa cosa llamada Vicky etc, o esta del hombre de tus sueños, absolutamente olvidables. Es muy posible que en la próxima nos sorprenda, otros lo han hecho a su edad. Lease papá Eastwood, un abuelete de pro. Esperemos contra toda esperanza.
Un abrazote

abril en paris dijo...

Este es el Allen que nos 'engancha', marcando la diferencia y su territorio, su buen hacer. El cine de autor como los grandes pintores que reconocemos inmediatamente sin ver la firma.
No todo es una obra maestra pero todo tiene interés ( al menos para mi )con él rie o sonries o simplemente te quedas pensando que no es poco.
Un saludo y
¡Gracias por pasar por mi apartamento !

Noemí Pastor dijo...

Es una peli que no pasa de moda, ¿verdad? A mí también me gusta mucho Diane Keaton.

Aitor Maiden dijo...

Woody Allen está en mis directores pendientes, sólo he visto suyas Misterioso asesinato en Manhattan, que me encanta, y La rosa púrpura del Cairo. Pero Annie Hall va a ser la próxima.

Blanco negro dijo...

Preciosas fotografias
ey! aprovecho para invitarte e invitaros a
http://damasmoda.com/

Bruja Truca dijo...

Miquel Zueras, yo no he visto Manhattan, la tengo pendiente. Me estais creando demasiadas expectativas, pero si es al menos igual que Annie Hall, me va a encantar.
En mi caso, me encanta el humor de Allen.

Jesús (of suburbia) este fin de semana vi Match Point. No sé puede comparar pero me gustó y La Rosa Púrpura del Cairo, me parece de lo más original. El cine de Allen de los setenta tiene algo que no tiene el de después, aunque también sea muy bueno.

Anro, no creo que se deba retirar a Woody Allen aún, creo que tiene cosas muy buenas por hacer. El mejor ejemplo lo has puesto tú, Eastwood.

Abril en París eso es justo lo que pienso, si no te gusta o no te divierte la pelicula al menos te deja pensando. Nos vemos en tu apartamento.

Noemí, es una pelicula que envejece muy bien y creo que una de las causas de eso es que los temas que toca Allen, no pasan nunca de moda, y esos temas son los que nos comen la cabeza a todos, el amor, la muerte...
Diane es estupenda.

Aitor Maiden, recomendada queda. Yo respondo si no te gusta jaja. Pero por lo que ves, sólo una persona ha dicho que no le gustó, lo cual es igual de respetable que 20 diciendo que si les gustó.

Blanco negro, nos pasamos.

Gracias a todos por pasaros y dejar vuestra aportación. Un saludo.