Gente Maja

lunes, 20 de septiembre de 2010

La tentación vive arriba (The seven year itch) 1955


Podemos decir que La Tentación vive arriba derribó todos (o casi todos) los conservadurismos de los años 50, pues su visión de la infidelidad conyugal fue un escándalo para la época, pero además de ello, nos encontramos ante una satírica y divertida comedia romántica (la más picante desde los inicios del cine) con el mayor icono sexual de Estados Unidos, y probablemente, del cine; es más, la sexualidad de Marilyn inflamó a los censores y provocó una gran polémica que estigmatizó su vida privada, pues mostraba a una Marilyn en su papel más sugestivo hasta entonces.



Richard Sherman (Tom Ewell) es un editor de mediana edad que se queda solo en Manhattan en los calurosos días de verano tras enviar a su esposa e hijo a pasar unos días de vacaciones a Maine... pero todo cambia cuando al apartamento de arriba se traslada una joven y guapa chica (Marilyn Monroe) que provocará que la imaginación de Sherman se desborde.



Basada en la comedia para Brodway de George Axelrod sobre el romance que mantiene un hombre casado con su atractiva vecina, Hollywood no pudo desaprovechar tal éxito teatral y no llevarlo a la gran pantalla. Pero en los años 50 el cine no gozaba precisamente de la libertad artística del teatro, pues todas las películas eran pasadas por la guillotina del famoso Código Hays.

Los censores dijeron que toda la película violaría todos los códigos de producción, ya que el adulterio, según rezaba el famoso código "no sería motivo de comedia o risa."



Pero para Billy Wilder esta película era un reto irresistible ante el cual no podía evitar enfrentarse. No era la primera vez que el director burlaba a los censores, pues en Días sin huella o Perdición se tratan temas tan polémicos como el alcoholismo, el adulterio o el asesinato.

La 20th Century Fox tenía un as en la manga en forma de una diosa sexual de 28 años llamada Marilyn Monroe, que, hacía solo dos años posaba desnuda para la revista Playboy. Así cuando la Fox obtuvo los derechos de la obra la atención se centró en su coprotagonista. El papel de Richard Sherman era el de un tipo normal, por eso la producción rechazó a galanes de la talla de Gary Cooper; querían a un tipo corriente (no especialmente guapo) pero con un toque cómico. Wilder pensó en el actor que lo interpretaba en el teatro, Tom Ewell, pues sabía que ante Marilyn él encarnaba la esencia del personaje.



Pero volvamos al Código Hays: los censores habían eliminado cualquier referencia explícita a la infedilidad y el adulterio, y así la obra carecía de sentido, pues en la obra de teatro el protagonista tenía un romance con su vecina durante la ausencia de su esposa, luego se sentía culpable y eso daba pie a una serie de hechos cómicos, pero sin infidelidad no había historia... pero los censores subestimaron la genialidad y la inteligencia de Billy Wilder y el poderoso impacto de Marilyn en la pantalla.

En 1954, fecha en la que comienza el rodaje, Monroe era el mayor símbolo sexual de américa y su boda con el jugador de béisbol Joe DiMaggio la convirtieron en carnaza para la prensa rosa, y a eso tenemos que sumarle que la Fox informaba a la prensa de todos los movimientos de la actriz, por ello, tanto la Comisión Hays como La Legión Católica de la Decencia vigilaban de cerca tanto el rodaje como a la que consideraban la mayor amenza contra la moralidad del país, Marilyn Monroe.



Aunque en la realidad el personaje de Marilyn era "la chica", tras los sucesivos tijeretazos de la censura, la Monroe fue el mayor reclamo de la película, y la estrella. Rodando en Nueva York, Marilyn sembraba el caos allá por donde pasaba y la famosísima escena de las faldas le harían pasar a la historia del cine con letras de oro. No puedo olvidarme del actor Tom Ewell, pues aunque Marilyn firme aquí una de sus interpretaciones más memorables y recordadas, él está realmente estupendo, maravilloso, grandioso... un perfecto comediante. Inmenso.




Una de las anécdotas del film la encontramos mientras rodaban la famosa escena de las faldas, que en un principio se rodó en exteriores (aunque al final y debido al ruido del gentío se terminaría rodando en los estudios de la Fox). Todo el que la veía silbaba y la protagonista se desconcentraba y no daba pie con bola con el texto, y por otro lado, Joe DiMaggio se ponía cada vez más nervioso, pues no estaba dispuesto a que todo el mundo viera de tal forma a su esposa (y eso que para rodarla ella se puso dos bragas). Marilyn se reía y se divertía ante tal revuelo, su esposo, cada vez se tornaba más furioso y humillado... y se dice incluso que ese momento fue el punto de inflexión de su matrimonio, pues dejaba patente que ella era la estrella y él era "señor de". En dos semanas su matrimonio acabó.



Cuarenta tomas fueron necesarias para realizar uno de los más famosos e inolvidables fotogramas de la historia del cine.



En la realidad, la falda se levantó hasta la cabeza, en la película no se ve más allá de las rodillas.



"Ya ves, eso es lo único que ven en mí." Marilyn Monroe a Eli Wallach cuando vio la silueta publicitaria de 16 metros de Times Square y que únicamente mostraba "la escena."





A Wilder le preocupaba y frustraba la situación de Marilyn, pues el estrellato no había frenado sus conductas autodestructivas, y más cuando en esos momentos pasaba por una profunda depresión que casi le impedía memorizar los diálogos, a pesar de lo radiante que resulta en el film, eso fue precisamente lo que compensó tantos retrasos y repeticiones.



"Da igual lo que sufrieras intentando arrancarle los diáologos como si fueras un dentista... cuando los decía parecían realmente espontáneos. Te encantaba, y eso es lo que ha perdurado" Billy Wilder.




Hasta la próxima entrada corazones.

18 comentarios:

Saraiba dijo...

Me gusta mucho Marilyn. Quizás esta no sea la película de ella que más me guste pero siempres valoro su trabajo. No era simplemente una cara bonita, era una fantástica actriz encasilla en icono sexual.

un besote

Marcos Callau dijo...

Como bien señalas es muy moderna para su época y muy atrevida... además con elmito Marilyn en pleno apojeo...difícil que saliera mal.

Manderly dijo...

Muy divertida aunque prefiero a la Marilyn de 'Con faldas y a lo loco'.
La vida 'de Rodríguez' es muy difícil!

naná dijo...

me encanta la pelicula y me encanta la entrada! es una de mis películas favoritas de wilder... y marilyn está increible...
un placer leerte!

abril en paris dijo...

Me encanta éste blog y las fotografias como las reseñas de pelicula ¡son esplendidas!. Billy Wilder y Marilyn ..¡ no tengo palabras !Estoy encantada de pasar por aqui.

Un saludo :-)

David dijo...

Hola, Whitegold. La tendría que volver a ver.. De crio (niño) me encantó. Sobretodo la escena en la que él se imagina que ella advierte a su mujer desde el anuncio televisivo (me quedé como alucinado con la imaginación del personaje). De adolescente me quedé alucinado con Marilyn y con el mecanismo de unfinished fuck que tanto veía que usaban en las comedias.
Creo que ha envejecido, y no la considero de mis favoritas de Wilder...pero no sé.. tendría que volver a verla.
Por cierto, Eli, no Eric.
Un saludo.

White Gold dijo...

Hola a todos y muchas gracias por vuestros comentarios.

Saraiba, la verdad es que solo he visto 4 pelis de Marilyn, y me parece que era un buena cómica. He visto un documental en el que se deja bastante patente que se sentía encasillada y que quería interpretar otro tipo de personajes. Gracias.

Marcos, la verdad que si era difcil que saliera mal. Gracias.

Manderly, me gustó muchísimo Con faldas y a lo loco, la verdad que Billy Wilder sabía muy bien como hacer grandes clásicos. Yo sin embargo prefiero esta, pero ya te digo me encantan las dos. Aunque me hubiese gustado más La tentación vive arriba si Jack Lemon hubiese sido el protagonista ;). Gracias.

Naná, muchísimas gracias!!! Espero que las próximas entradas te sigan gustando!! Gracias.

Abril en París, muchísimas gracias y espero que te pases por aquí siempre y que te sigan gustando nuestras entradas!!! Grcias.

David, ya está corregido. Si esa escenba me encantó a mi también!!! bueno y todas las que salen de esa inmensa imaginación que tiene el protagonista. Tampoco es mi favorita del gran Wilder, pero me reí muchísimo. Gracias.

Gracias a todos de nuevo!!!

Bruja Truca dijo...

Yo también debería volver a verla. He visto algunas de Marilyn y no me convence pero creo que es porque siempre la he visto haciendo el papel de rubia lela. Pero aún así, ya era hora de que apareciese por aquí. He visto ésta y Con faldas y a lo loco pero con la que más me reí fue con "Como casarse con un millonario".
Un abrazo.

Bargalloneta dijo...

La tendré que recuperar!!!Cualquier película de Monroe es una gozada!! era muy buena actriz aunque su belleza marcó el sex symbol!
un abrazo

Manderly dijo...

Cierto! Con Jack Lemon hubiera sido mucho mejor!!! A veces con otro actor, la película sería distinta, muy distinta. La mayoría de las veces no encuentro un actor más apropiado para un papel en concreto pero este caso... si! Tienes razón!

White Gold dijo...

Hola a todos y gracias de nuevo por vuestros comentarios:

Bruji, pues si ya era hora de que pasase por aqui Marilyn, jejeje!!! Marilyn tampoco está entre mis favoritas, pero creo que la comedia se le daba bastnte bien. yo también me reí mucho con "Como casarse con un millonario" y también con "Los caballeros las prefieren rubias", pero la prefiero con Wilder.
Un beso!!!

Bargalloneta, recupérala, pasarás un rato muy divertido y riéndote mucho. Como ya he dicho arriba, hace poco vi un documental en el que se mostraba que ella quiso ser algo más que un sex symbol, pero los estudios que la contrataban y los papeles que le ofrecían no se lo permitieron. Gracias.

Manderly, vi esta película y "Con faldas y a lo loco" y lo tuve claro, Jack hubiese bordado el papel del protagonista masculino. Gracias.

Muchas gracias a todos!!!!!!!

atikus dijo...

Bueno la Monroe es mi una diosa para mi, aunque no es la mejor actriz, cada vez que sale en pantalla y escucho su voz (la original) me quedo idiota jaja!!

Esta peli sin duda es de las mejores, sale guapa, graciosa y radiante, ayudada por un gran director sin duda y una obra original matizada para el cine.


Para mi la interpretación de Tom Ewell esta bien sin duda y aunque seguramente en la obra de teatro lo hacia de maravilla creo que el actor previsto Walter Matthau hubiera sido una apuesta mejor para el cine...pero quien sabe , es una suposición...


En cualquiercaso es una peli muy divertida y como comentas que rompe los moldes de la épo, con ese "rodriguez" que pierde los papeles por una bomba sexual que llega en verano al piso de arriba.

Hay estupendas anécdotas, como las aventuras imaginadas por el vecino entusiasmado, o la terrible ingenuidad de la rubia despampanante, como esa frase sobre la musica clásica cuando dice refiriendose a Rachmaninov (concierto nº 2), "si la musica clásica es esa que no tiene letra no?...o algo así...


bueno, voy a ver quien hay arriba que oigo ruidos ;)

White Gold dijo...

Hola atikus, en principio se quiso contratar a Walter Arthur, pero el estudio no quiso porque decían que apenas tenía experiencia en el cine, y entonces Wilder pensó en el actor que lo representaba en el teatro, que además ya conocía el texto. la frase de Marilyn a la que te refieres también hizo que yo estallara en tremendas carcajadas, si... desde luego una peli muy recomendable. Gracias!!!

miquel zueras dijo...

Hola! Creo recordar que había una película de Nicholas Roeg con Tony Curtis ambientada durante el rodaje de esta película. La trama describía un encuentro entre Marylin y Einstein, no recuerdo más. Saludos. Borgo.

Teléfila dijo...

Billy Wilder era todo un visionario del cine y a la pobre Marilyn la tenían encasillada, ya lo habéis comentado. También pienso que era buena actriz, pero ha pasado a la historia como mito erótico y no por su valía como actriz, una pena.

madison dijo...

Me encanta Marilyn y esta película la vi hace mucho tiempo, pero el caso es que cuando me paso por aquí y leo tan magníficas entradas me entran ganas de volver a ver las pelis que nombras.
Un abrazo

White Gold dijo...

Miquel Zueras, pues no sabía de esa película que nombras, pero suena muy bien.

Teléfila, Marilyn quiso ser algo más pero los estudios no se lo permiteron, pero creo que le fue muy bien en ese tipo de papeles. Otras actrices y actores también quedaron atrapdas en determinados roles, pero creo que a la que mejor a ella le fue mejor.

madison, muchísimas gracias, espero que la veas de nuevo y te sepa tan bien como la última vez que la viste.

gracias y saludos a los tres!!!!!

Brönte dijo...

Me rechifló esta película, y he de reconocer que en un principio pensé: "Si seré vulgar.... ¡marilyn haciendo de bomboncito, ¡que original!" pero no puedo evitar reirme y disfrutar con cada fotograma de este clásico.
Por cierto, enhorabuena por el blog.
PD:¿En qué película katharine hepburn "toma la iniciativa"? Gracias

Besos