Gente Maja

jueves, 29 de abril de 2010

Jezabel


"Nunca un vestido rojo fue tan rojo en una película en blanco y negro"


En esta película Bette Davis demostró como una actriz de "rasgos irregulares" puede resultar sumamente atractiva y arrebatadora. Cuando hay arte y talento, lo demás está de más.

Según dicen, este papel le fue concedido por no conseguir el de Scarlet O'Hara en la mítica Lo que el viento se llevó. La verdad, es que las historias se asimilan: una belleza sureña, egoísta, caprichosa y vanidosa, con dos galanes tras ella y con el marco de la Guerra de Secesión detrás.

Los estudios Warner fueron muy astutos y supieron aprovechar esa fiebre sureña en que se embarcó el país para hacer de esta película un auténtico éxito de taquilla.
Esta película sólo podía ser dirigida por William Wyler, ya que como dijo Bette Davis años más tarde: " William Wyler corrigió todos mis malos hábitos".
La Davis, que era el terror de los directores, se comportaba como un corderito cuando estaba en manos de Wyler.



Bette Davis y William Wyler en un descanso durante el rodaje de "Jezabel"


Jezabel era el proyecto más ambicioso al que se enfrentaba William Wyler y para ello puso toda la carne en el asador. No escatimó tiempo ni dine
ro, pero finalmente el tiempo se le echó encima y la película seguía aún sin terminar, por lo que Jack Warner pensó en sustituirle, algo a lo que Bette Davis se negó rotundamente (evidentemente Jack se replegó pues conocía el carácter de la actriz y sabía que era mejor tener a la mejor estrella femenina del estudio de su parte).

Comenzó aquí la etapa dorada del director con títulos como Cumbres borrascosas, La carta, La loba (estas dos últimas junto a Bette Davis) o Los mejores años de nuestra vida.



Las estrellas masculinas son Henry Fonda y George Brent:
El primero está formidable, sensacional, no se puede esperar otra cosa de él. Estaba empezando a despuntar en Hollywood como estrella; su interpretación es admirable y se hace notar (a pesar de que toda la película está montada alrededor de su protagonista femenina).

Henry Fonda aceptó el papel sólo si quedaba libre el 17 de diciembre de 1937, fecha en la que se esperaba que naciese su hija, la hoy también estrella de cine Jane Fonda. Henry Fonda rodó sus escenas y secuencias antes que el resto, incluso primeros planos aislados que luego serían montados con los de Bette Davis, por lo que ella se vio obligada a dar réplica a un "no oponente". Ahí se demuestra su talla, valía, versatil
idad y que es una actriz como una catedral.


Al igual que en Lo que el viento se llevó, nos encontramos con dos galanes: el imposible amor de la protagonista, más sensible y caballeroso, y su más rudo y directivo pretendiente que no consigue el amor de la amada. La diferencia es qu
e mientras en Lo que el viento se llevó la estrella es el hombre a quien Scarlet no ama, aquí lo es al que Julie (Bette Davis) ama con todas sus fuerzas.


En Jezabel, George Brent hace de segundo galán, pero su forma de actuar es un tanto encorsetada y queda eclipsado por la omnipresente Bette Davis y por su compañero de reparto Henry Fonda.



Es importante también destacar la presencia y actuación de Fay Bainter (tía Belle), ganadora del Oscar a la mejor actriz de reparto por esta formidable interpretación.



Me resulta muy difícil el no comparar Jezabel con Lo que el viento se llevó. Tengo que reconocer que, personalmente prefiero la interpretación de Bette Davis en esta película a la de Vivien Leigh (no con ello quiero decir que esté mal, al contrario está sensacional), sin embargo, la fotografía, la música, la dirección artística y el vestuario son mucho mejor los de Lo que el viento se llevó (desde aquí adelanto ya una de mis próximas entradas).
Secuencias destacadas y curiosidades:

  • La entrada de Bette Davis fue cuidada hasta el último milímetro: debía aparecer vestida con traje de montar. William Wyler le enseñó a coger la cola del vestido con una fusta; hasta una treintena de veces rodaron esa escena. Bette Davis acabó harta, pero cuando vio el resultado quedó totalmente encantada.
  • Para la secuencia del baile, que en un principio
    debía ser rodada en medio día, finalmente fueron necesarias tres semanas.
  • Cuando Bette Davis, de blanco inmaculado se arrodilla ante su amado para pedirle que la perdone por su comportamiento. En ese momento, llega su prometida y se la presenta, dejando KO a Julie.
  • Mi favorita: cuando Julie canta, con una mezcla de rabia e impotencia, pero mostrando una alegría forzada y con los ojos llenos de lágrimas, una preciosa canción con los niños (hijos de los esclavos) de la plantación: sentada en el porche, con su vestido blanco, ese que no quiso el día del baile por pone
    rse el rojo... Sin duda alguna, esta escena demuestra el por qué ella es una de las grandes del cine.
Fay Bainter y Bette Davis con sus Oscars por Jezabel


¿Por qué se llama la película Jezabel? Pues tía Belle se lo explica a Julie tras un trágico suceso del que la joven es culpable:
Jezabel era un personaje bíblico, concretamente reina de Israel. Pues sobre ella recayó la ira de Dios al permitir el culto a religiones paganas, la idolatría, ser una tirana con sus súbditos, y por usar sus encantos sexuales para conseguir todo lo que se le antojaba (esta es la parte que más se ajusta al personaje de Julie, si bien aparece de forma muy velada debido al famoso Código Hays).

El Oscar de Bette Davis por Jezabel

En la imagen, el Oscar de Bette Davis por Jezabel. Este Oscar salió a subasta y fue adquirido por el director de cine Steven Spielberg, que lo donó a la biblioteca de la Academia.

Un beso y hasta la próxima entrada corazones.

16 comentarios:

Irene dijo...

¡Me encanta esta peli! Me encanta, me encanta. Bueno a mí es que cualquier cosa en la que salga Bette me encanta. Es una enfermedad lo mío.
Yo me quedo con la escena del baile. Es genial cómo está dirigida. No sabía que habían tardado tres semanas en rodarla, pero la verdad es que al verla no me extraña. Para que luego digan que Wyler no era uno de los grandes. No he visto muchas de su filmografía aún, pero con él siempre me pasa lo mismo, la primera vez que veo una película suya simplemente me gusta, la segunda vez que la veo me encanta, y a partir de la tercera ya me muero del gusto xD vamos, que cuánto más de Wyler veo y cuantas más veces lo veo, más me gusta.

♥ Ana ♥ dijo...

Caray lo que se aprende en este blog.
Todavía no he visto esta película, lo sé, no tengo perdón, pero prometo verla pronto. Me encanta Bette Davis, es un ejemplo de que no hay que ser perfecta físicamente para ser una perfecta actriz.
Besos

Completamente Gilipollas dijo...

Interesante. ¿Y está película está en el top manta? Yo es que si no veo una película en el suelo encima de una manta no creo que sea buena...
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Bruja Truca dijo...

No la he visto querido. Tampoco he visto lo que el viento se llevo, pero eso es por Gable, que me produce ardor con su bigotín. Sin embargo esta, con Fonda y Davis, desde luego tengo que verla, sin más excusas.
Por cierto, la foto en la que sale Henry Fonda con Bette Davis al lado del brazo, me recuerda mucho a mi padre en la foto de boda del salón xDD
Un abrazo.

madison dijo...

Ostras que pedazo de película.
Escribes un lujo de reseñas, asi que te doy las gracias, además coincido contigo porque me gustan mucho todas las peliculas que pones

Marcos Callau dijo...

Asombrosa aquí Bette Davis. Me gusta mucho la frase cn la que abres la reseña y además es cierto. Es casualidad que hoy también yo haya reseñado una película del gran Henry Fonda. Un abrazo.

Gabrielle Dupré dijo...

Betty! Grandiosa, me gusta tu espacio.

troyana dijo...

La ví hace mucho tiempo,pero apenas la recuerdo,me suena que Bette Davis hacía de mala-malísima,puede ser?será cuestión de volverla a ver,seguro,merece la pena.
bss

la hija del jefe dijo...

me encanta esa película!!
el final!? es espectacular...
encantada de leerte!
saludos!!

Irene dijo...

Aquí no hace de mala malísima. Más bien hace de una chica que es caprichosa, egoísta y que quiere siempre salirse con la suya, pero no es malvada ni mucho menos. A lo mejor te confundes con "La Loba", qué también dirigió Wyler (y que también es otro peliculón como la copa de un pino). En esa sí que es una auténtica hija de... :)
Sea cual sea la que viste, las dos merecen muchísimo la pena.

Bruja Truca dijo...

Gracias Irene por contestarle a la hija del jefe. Mi compañero tiene el ordenador roto y yo no he visto la pelicula, así que me has hecho un favor :)

Gracias a todos en nombre de White Gold =)

ANRO dijo...

Qué detalle colorear en rojo granada el vestido de Jezabel en la escena del baile!...Pues sabes qué te digo, que yo prefiero esta peli a la archifamosa Lo que el viento.....y por supuesto me quedo con Bette, aun a riesgo de que me corran a pedradas los amantes de la Vivian.
Casualmente hace unos días grabé en mi disco duro una versión original de esta peli para verla tranquilamente en mi rinconcito privado. Una gozada amiga y tu reseña iden de iden.
Un abrazote.

Kutusov dijo...

Gran post, Truca. La verdad es que la Davis siempre me ha causado desasosiego. No sé si por susu rasgos irregulares como dices tú o porque tenía una profesora que se le parecía mucho y me gritaba mucho también. Tal vez por eso siempre me ha dodo un poco de miedo y sus películas siempre me han incomodado, aunque no puedo dejar de verlas.
Un fuerte abrazo.

Bruja Truca dijo...

Gracias Anro y Kutusov pero la entrada es de mi compañero White Gold, nos vamos turnando en escribir =) pero como ahora mismo tiene roto el ordenador os doy yo las gracias en su nombre.
=)

Teléfila dijo...

Me gustó mucho la película cuando la ví, en versión coloreada era la copia que cogí de la biblioteca. Bette Davis era una muy buena actriz que en Jezabel mostró dos caras, porque al fin y al cabo de caprichosa y casi indeseable, pasó a ser totalmente lo opuesto.

Bruja Truca dijo...

Teléfila ¿hay una versión coloreada? quizás busque esa para verla. Como dije antes no la he visto y por el post del amigo White y vuestros comentarios me están entrando muchas ganas. Por cierto, a mi Bette Davis no me parece tan fea como ella quiere parecer. Tampoco me parece guapa, pero ser normal en Hollywood era ser fea...que triste.