Gente Maja

domingo, 2 de mayo de 2010

La Reina Cristina de Suecia (y otras historias...)


El Rey Gustavo Adolfo de Suecia muere durante la Guerra de los treinta años en la batalla de Lutzen. A su muerte, deja como heredera al trono a su hija Cristina de 6 años.
Obligada, como reina de Suecia, a pasar una infancia y juventud envuelta en problemas de Estado, Cristina hizo de su vida una entrega total a la corona de Suecia.

Pero además de una gran estratega política, Cristina fue una mecenas y protectora de la cultura a ultranza. Adoptó el lema “La sabiduría es el pilar del reino” y aunque la economía de la corona sueca era frágil, ella no dudó en invertir en obras de arte en Europa con el fin de enriquecer el patrimonio cultural de Suecia. De esta forma, su fama de mecenas se fue extendiendo por el viejo continente y varios intelectuales se vieron atraídos por sus proyectos, como por ejemplo, Descartes.

Era diestra en equitación, caza y esgrima y se quitaba horas de sueño para poder dedicar más horas a la lectura. Pero a Cristina no sólo le acompañaba su fama de intelectual, también le acompañaba su ambigüa sexualidad. Solía vestir con ropa de hombre porque decía que estaba más cómoda y se negó a contraer matrimonio y a tener descendencia, razón por la cual se vio obligada a abdicar.Dijo que "con el tiempo se entenderán mis motivos" y cuando el Consejo del Reino le pidió explicaciones respondió que “Si el Consejo supiera las razones, no le parecerían tan extrañas”.

La Reina Cristina de Suecia (1933) dirigida por Rouben Mamoulian es, o pretende ser, un fiel reflejo del carácter de esta reina intelectual que vivió en el siglo XVII.


La elegida para darle vida en el cine fue una actriz que reaparecería en la gran pantalla tras dieciocho meses de ausencia y que fisicamente se parecía a la verdadera Cristina de Suecia como un huevo a una acelga, la gran Greta Garbo. Su aparición en la pelicula fue anunciada a bombo y platillo. Parecía ser su único reclamo, por el trailer que más tarde os dejaré.


Para muchos, este fue el papel de su vida. Y, desde luego, pocas actrices hubiesen trasmitido tan bien la peronalidad de su compatriota sueca a los espectadores. Greta transmite al espectador a una reina dinámica, que sacrifica su vida personal por el bien de su país pero que, al mismo tiempo, no está dispuesta a sacrificarla del todo.

La versión de la Garbo es una mezcla seductora de cualidades femeninas y masculinas. Una mujer fuerte, valiente, independiente, sexualmente experimentada (estamos hablando del siglo XVII) decidida y muy inteligente.

La atracción que siente por su ayudante de cámara Ebba Squarre (Elizabeth Young) está tratada de una manera subliminal.


Al fin y al cabo, las orientaciones sexuales de la reina Cristina y las de la Garbo no eran tan diferentes. El guión de esta pelicula, estaba a cargo de Salka Viertel, S.N. Behrman, H.M. Harwood.

Salka Viertel (que estaba casada) fue amante de Greta Garbo, además de ser la responsable de presentarle a la poetisa y escritora cubana Mercedes de Acosta, con quien la actriz mantendría una duradera y tormentosa relación. A partir de ese momento, Salka y Mercedes se convertirían en rivales tanto por el corazón de la actriz como por escribir los guiones de sus peliculas.

En esta foto: Greta de pie y Salka su derecha con gorro blanco.

Salka le ganó la partida a Mercedes en cuanto al privilegio de escribir guiones de cine para la actriz. A lo largo de su vida escribiría para ella los guiones de La Reina Crsitina de Suecia, El velo pintado, Ana Karenina, Conquest y La mujer de las dos caras.

Sin embargo, Mercedes se llevó a la chica. El idilio entre Mercedes y Greta comenzó en 1931. Pero a comienzos de los años 40 Mercedes se va a vivir a Nueva York, a donde Greta le escribe. Pero Salka Viertel aún no había jugado su última carta y presenta a Mercedes de Acosta a otra actriz, Marlene Dietrich, que tenía más peligro que un mono con una pistola, dicho así para entendernos.


Los que habeis leido mi entrada sobre la biografía de Marlene Dietrich, ya sabreis que Marlene y Mercedes mantuvieron, aunque no en exclusiva, una relación durante años. Si algo tenía Marlene que no tuviese Greta era que le importaba tres pimientos que su idilio con Mercedes se hiciese público y nunca se escondieron. Hay una anécdota sobre Marlene en una cena en casa de Billy Wilder. Wilder y su esposa habían invitado a sus amigos a cenar, entre ellos a Marlene. Durante la cena Wilder le dijo a Marlene, "Cuéntanos algunas de tus experiencias amorosas con las mujeres". Marlene, ni corta ni perezoza, empezó a hablar de sus relaciones con mujeres con total normalidad. Los comensales se quedaron mudos y Wilder dijo "oh perdonad, os estamos aburriendo..."

Por desgracia para Greta, Mercedes tampoco tenía ningún reparo en que se supieran sus orientaciones y publicó un libro "Aqui yace el corazón" donde contó sus relaciones con todas las mujeres famosas, incluida Greta. La actriz le dijo que no quería volver a hablarle nunca.
Mercedes, ante la discreción y el silencio absoluto de la Garbo donó al museo de Filadelfia 55 cartas que Greta le escribió para demostrar que no estaba mintiendo, con la condición de que no las publicasen hasta que hubiesen pasado diez años de la muerte de la actriz.

En esta foto: Greta ocultándose y Mercedes de Acosta detrás.

Quizás a Greta no le sentase muy bien la relación de Mercedes con Marlene.

Los rumores del idilio entre Greta y Marlene se remontan a 1925 durante el rodaje de la pelicula La calle sin alegria, donde se decía que Marlene trabajó como extra. En una de las escenas donde Greta cae desfallecida por el hambre, se dijo que Marlene la acarició de tal manera que la escena fue eliminada de las copias de distribución de la pelicula. Y que semanas después las dos míticas actrices vivieron un torrido romance en Alemania...o no.

Asta Nielsen, ¿Marlene? y Greta en La calle sin alegria.

En realidad, parece que la actriz que durante años se confundió con Marlene Dietrich era Hertha von Walther. Juzgad vosotros mismos el parecido.


Hertha von Walther en La calle sin alegria

No se puede negar que el parecido entre Hertha y Marlene es más que evidente.

Pero lo cierto es que aunque el affaire entre Greta y Marlene es bastante conocido, salvo algunos comentarios excéntrico, Marlene no aclaró del todo que hubiese conocido a Greta Garbo, aunque según uno de sus biografíos se dice que pidió conocerla y lo hizo, pero que Greta se marchó incómoda ante tanto halago.
Por su parte, Greta jamás dijo ésta es boca es mía respecto a su vida privada.


Pero no sólo una de las guionistas de esta pelicula estaba prendada de la Garbo. Su coprotagonista, el actor John Gilbert había mantenido una relación con Greta y le pidió matrimonio dos veces. Petición frustrada en las dos ocasiones.

Pero John Gilbert que interpreta al diplomático español del que la reina se enamora, Antonio, no era en un principio el actor elegido para el papel. El papel de Antonio Pimentel era para Laurence Olivier.

La carrera en claro declive de John Gilbert empujó a su actriz principal a hacer la petición de que contrataran a su antiguo amante y amigo en vez de a Olivier.
Gilbert, había sufrido como tantos otros actores y actrices la crisis que supuso para muchos de ellos la entrada en el cine sonoro. Había sido uno de los mayores galanes del cine mudo romántico y en el cine sonoro quedaba ridículo. Se dice que su voz de tenor y su perfecta dicción no cuadraba con su imagen gallarda en la pantalla.
Su figura de galán fue parodiada tras su primera pelicula sonora y se fue deslustrando ante las carcajadas del público.

La Reina Cristina de Suecia fue la última pelicula que Gilbert protagonizó con Greta Garbo y su penúltima pelicula en general, pues moriría sólo tres años después por culpa de graves problemas con el alcohol.

Curiosamente, los amantes de Greta parecían ser recogidos por Marlene Dietirch, quién tuvo a su cuidado a Gilbert y literalmente se convirtió en su enfermera de dia y de noche, lo llevaba a exposiciones, restaurantes y toda clase de sitios de recreo para que no pensara en la bebida. Según dijo una de las hijas de Gilbert: "Se estaba matando y ella no estaba dispuesta a admitirlo. Marlene simplemente lo tomó a su cargo."
Incluso le consiguió un papel junto a ella en la pelicula Deseo, papel que no le dio tiempo a hacer. En 1936 sufrió un ataque al corazón y murió ahogado entre las convulsiones del alcoholismo.

Greta Garbo y John Gilbert en La Reina Cristina de Suecia.


La elección "forzada" por parte de Greta de Gilbert para la pelicula me parece adecuada por dos razones: primero por que los rasgos físicos de Gilbert eran más creibles como español que los de Lauwrence Olivier y segundo porque la química entre los dos actores principales ya estaba creada. Habían sido una pareja de éxito en la época del cine mudo, también habían sido amantes y eran amigos. Así que la química como pareja cinematográfica en esta pelicula está más que lograda.
Si bien es cierto que Gilbert resulta demasiado empalagoso en ciertas escenas.

El resto de personajes aparece como la mayoría de los personajes que interpretan a la realeza, encorsetados y estirados...todo menos la reina.

Una de las escenas que más llaman la atención en la pelicula, al menos a mí, es cuando la reina Cristina harta de los agobios de palacio se marcha a caballo para hacer noche en una posada de caballeros. En esa posada es donde se encuentra con Antonio Pimentel. Pues bien, ni el posadero ni Antonio, ni ningún ser humano de la dichosa posada se da cuenta que el "caballero" en realidad es una mujer.


¿Como es posible que logre hacerse pasar por un hombre, incluso cuando se quita el sombrero?

Pues sí, hasta que el supuesto muchacho no se quita la chaqueta para dormir, ( y se queda con una camisa anchísima) puesto que se ve obligado a compartir habitación con el diplomático español, el bueno de "Antoniou" no se da cuenta de que está ante una mujer. Que digo yo que si hubiese sido Mae West, tendría un pase que no se diese cuenta de que no era un hombre, pero la Garbo...

A raíz de ésta idílica noche que la reina pasa con "Antoniou", Cristina se enamora de él pero éste no descubrirá que se trata de la reina de Suecia hasta el dia siguiente cuando va a palacio a llevarle el cuadro de uno de sus pretendientes, el monarca español Felipe IV (muy buena la cara que pone Greta cuando ve a Felipe IV, cosa más horrorosa)

Tras una breve discusión, "Antoniou" le perdona a Cristina que le ocultara su identidad en la posada y sigue el idilío. Pero por desgracia, ni el pueblo sueco ni la política del país están de acuerdo en que el futuro monarca de Suecia sea un católico extranjero.
Tras el fracaso de Cristina al tratar de convencer al pueblo y a sus consejeros en la corona, la reina abdica por sorpresa y nombra como rey de Suecia a aquel a quien todo el mundo quería como rey consorte, el principe Carlos Gustavo, héroe nacional.


No sé nada sobre monarquía sueca pero apuesto a que la reina Cristina no abdicó por el amor de un español. Por tanto, creo que en esta pelicula se pretendió hacer un biopic de la reina Cristina de Suecia aderezado con la típica historia romántica del amor imposible, que tanto gustaba en la época.
El resultado parece ser una pelicula hecha por y para el lucimiento de su estrella principal. Por suerte, si se hace una pelicula para que se luzca una actriz, al menos que sea una actriz brillante, y eso es lo que sucede con Greta Garbo.
Y para muestra de lo que estoy diciendo, el trailer de la pelicula:



Si yo hubiese sido ella, me hubiese sentido muy presionada con este trailer...

Ella es el alma de ésta pelicula y el diestro manejo de Mamoulian con la cámara no hacen más que resaltar su atractivo, por ejemplo en la escena final. Además, el diseño artístico, el montaje y la música hacen de esta pelicula un espectáculo espléndido.
Antes de grabar la escena final a la que me referia hace unas lineas, Greta le dijo al director: "¿En que quieres que piense?" y Mamoulian contestó: "Nada, absolutamente nada."


Si habeis llegao hasta aquí, muchas gracias por vuestra paciencia.

Saludos y hasta la próxima.

24 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Y sin embargo a mi me da la impresion de que estaba pensando en algo. No tiene una expresion vacia.

Que gozada de blog!
Acabo de encontrarlo a traves del de Madison, y me ha encantado. Con lo que me gusta el cine clasico, y aqui no solo se ofrece informacion completisima y muy interesante sobre las peliculas, sino que hasta se repasan los personajes historicos.

Os he enlazado.

Feliz tarde de domingo

Bisous

David dijo...

¿Cómo que si hemos llegado?
Como para no llegar.
Un post fantástico. Gracias a ti por escribirlo.
Pues debo confesar que no la he visto (o no recuerdo haberla visto).
El parecido de Hertha con Marlene es asombroso.
La historia de Greta y Saskia o Mercedes es muy interesante, lo de cómo Marlene cuidó de Gilbert muy tierno, y la anécdota de Wilder (ja,ja). Menudo personaje.
Por cierto, para otra versión del encuentro Greta-Marlene: <a href="http: www.cinexim.blogspot.com/2010/04/desgarbada.html#comments>squí</a>
A ver si he puesto bien el enlace.
En fin, un estupendo post Bruja... a ver cuándo veo la peli.
Y menudo trailer. GARBO RETURNS! Y antes GARBO LAUGHS!
Lo de John Gilbert es una pena, el actor de El gran desfile.
Un saludo.
PD: Me gusta mas que Sawyer ;)

David dijo...

Nada. Ya lo sabía. A ver si a la segunda hay suerte, si no, desiste.

aquí

Irene dijo...

El trailer demuestra las pasiones que levantaban las estrellas de entonces, desde luego. Hoy en día sería impensable una cosa así.
Un magnífico post con un montón de detalles curiosos que desconocía. La Garbo es una de mis asignaturas pendientes (creo que de ella sólo he visto Ninotchka, si no recuerdo mal).

David dijo...

Ahora creo que sí, permíteme un último intento, que ya le he pillado el truco a esto (he estado haciendo pruebas en el mío)
Tienes lo de Greta y Marlene en este enlace

Perdona las molestias.

Marcos Callau dijo...

¡Claro que hemos llegado!. Además terminas el texto con el fotograma que le hizo famosa y con esa frase del director que le obligó a poner esa expresión de "nada" hoy ya mítica. Excelente repaso.

♥ Ana ♥ dijo...

La verdad es que era difícil encontrar una actriz que fuese tan fea como la Reina.

En la mayoría de ocasiones en las que el cine pone a una mujer haciendo de hombre no se lo cree ni el Tato.

Besos

Bruja Truca dijo...

Madame Minuet, es un gusto que nos enlace y bienvenida. Si le gusta el cine clásico y le gusta el blog póngase cómoda =)

Pues seguro que en algo pensaba al rodar esa escena pero es dificil saberlo tratándose de ella.
Besos.


David, muchas gracias =)La verdad es que no sabía si me estaba saliendo demasiado la vena cotilla de patio de vecino con tanta anécdota amorosa, pero todo es bueno con moderación y un poco de historia amorosa no nos hará daño.
Gracias por tus molestias en dejarme el enlace. Si no es la misma versión que yo he leido es muy parecida, la de que Marlene pidio conocer a Greta y Greta "siguió su camino" como dice ahí. El dibujo es genial, por cierto jajaja
Lo de Gilbert fue muy triste, y parece que Marlene no era tan fria como parecía.
Un saludo y no es ninguna molestia, muy al contrario =) y animate a verla. No soy precisamente una entusiasta de las peliculas de la realeza pero esta merece la pena.


Irene, eso mismo pensé yo cuando vi el trailer. Con que actriz podría pasar eso ahora. No creo que haya muchas que despierten esas pasiones. Es más, creo que hoy, aunque ya a mucha menos gente, estas actrices míticas siguen despertando más pasiones que otras actuales.

Puedes ponerte con la asignatura de la Garbo tranquilamente, que no te va a defraudar. ;)
Un saludo.

Gracias Marcos. Quién iba a decir que una expresión de "nada" se hiciese tan famosa.
Un saludo =)

Ana, como lo lea la reina se va a enfadar jajaja.
Es difícil hacer que una mujer parezca creible de hombre, pero las hay que lo hacen muy bien ;)

Besos.

Gracias a todos =)

ANRO dijo...

David me ha quitado del teclado la misma frase que yo te iba a escribir.....Querida Bruja, espero que no te canses y sigas en esta linea, los amigos te lo vamos a agradecer infinito.
Un abrazote.

Bruja Truca dijo...

Querido Anro, cansarme por el momento no está en mis planes. Me alegro que hayas disfrutado esta entrada leyendola lo mismo que yo escribiéndola.
Un abrazote para tí =)

troyana dijo...

Bruja Truca:
¿cómo que si hemos llegado hasta el final??me parece interesantísimo lo que nos cuentas.Lo más me fascina del blog, a parte de que abordas el cine clásico,es precisamente estas anécdotas de las vidas personales de las actrices y actores,es como estar leyendo su biografía.
En cuanto a la Garbo,me da a mí que era una persona discreta,no como Marlene que me la imagino segura y con un toque incluso exhibicionista;)En cualquier caso,me encanta que estas mujeres decidieran vivir sus orientaciones libremente,cada una a su manera.Muy buena entrada,como siempre
¿te has planteado ser biógrafa?
Bss

Bruja Truca dijo...

Troyana, muchas gracias por tus palabras, no sabes lo que me alegra que os interesen estas historias, que al principio dudé de si interesarían a alguien. Sé que hay personas que prefieren no saber nada de la vida personal de sus actrices, actores o directores pero a mi me encanta leer biografías. En cuanto a lo de ser biógrafa, a parte de sentirme muy halagada por la pregunta, la verdad es que no me lo he planteado nunca pero no te voy a negar que no me encantaría =)

Creo que tienes buena intuición respecto a Greta y Marlene ;)
Besos.

ethan dijo...

Esta peli es magnífica, puede ser la mejor de la Garbo. Me gustan especialmente dos secuencias: la del arranque, la presentación de Greta Garbo, a caballo, de espaldas hasta que se da la vuelta y vemos a la actriz. La otra la has mencionado, la noche de amor con Gilbert. Pero lo que me gusta es la escena al día siguiente, con Garbo recordando cada rincón de la habitación para mantenerlo en la memoria.
El final también es espectacular con ese primer plano; pero tramposo: ella se apoya en la borda en la popa de la embarcación y el viento le da en la cara mmmmmm algo falso si pensamos en que normalmente el viento relativo va en sentido contrario.
Saludos!

atikus dijo...

Pues como nos vamos a cansar con el post!...me encanta la cantidad de abecdotas y fotos!

Me gustaría ver una versión moderna de la peli de Mamoulian, un estupendo director, claro que la visión de entoces y la de ahora seguramente serían muy diferentes.


La verdad es que no tengo una idea tan clara de la vida real de la autentica Reina de Suecia, siempre es interesante saber de los personajes reales...si ya era duro tener que vivir en esa época como reina si encima a ella le gustaban las mujeres debía resultarle mas dificil, digo...


En cuanto a la relación Marlene/Garbo la verdad es que es fascinante, al menos lo que se movía al rededor suyo, escritoras, guionistas, directores, amantes compartidos, odiados...


Desde luego un post sin desperdicio, nada aburrido ;)

abrazos

Completamente Gilipollas dijo...

Que bien le quedaban a la Garbo los trajes de hombre...
Pillina (la Garbo, bueno... usted también)

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Bruja Truca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruja Truca dijo...

Ethan, geniales escenas las que remarcas como tus favoritas. La del principio es muy buena y la del final también, pero no sabía eso del truco del viento. Aunque debo confesar que no tengo ni idea de donde esta la borda ni la popa.
Gracias Ethan. Saludos =)

Gracias Atikus, me alegra que te haya gustado el post =)
La verdad es que estaría bien que se hiciese un remake de esta pelicula, aunque será muy dificil no hacer comparaciones.

En el siglo XVII debía ser difícil ser homosexual. Pero si te digo la verdad creo que sería más fácil siendo reina que civil, al menos para que no te pasara nada. Lo de la obligación de casarte y tener descendiente ya es más chungo.

Y en cuanto a la relació Marlene/Greta...es fascinante y no sé hasta que punto cierto. En fin, nunca lo sabremos a ciencia cierta, o quien sabe.

Gracias Atikus. Abrazos =)

Querido Gilipollas, que buena apreciación. Creí que nadie iba a darse cuenta. La Garbo con corbata mmmmm.
Gracias C.G. Un abrazo

Manuel Márquez dijo...

Aquí otro, compa Bruja Truca, que, como el compa David, no ha visto la peli; después de tu exhaustiva, y muy entretenida (lo del huevo y la acelga me ha hecho partirme de risa; me lo apunto...), reseña, me lo tendré que ir planteando seriamente. La Garbo, desde luego, todo un carácter (y un bellezón, que también hay que decirlo). Y, por mi parte, por aquí andaré trasteando todo lo que el tiempo y las circunstancias me permitan.

Felicidades, un fuerte abrazo y hasta pronto.

Bruja Truca dijo...

Gracias Manuel =) Me alegra que te haya gustado la reseña, y si te has reido un poco mejor jajaja. Trastea por aquí todo lo que quieras. Abierto 24 horas.
Un fuerte abrazo =)

Vivian dijo...

Me sumo a los anteriores comentaristas, una entrada fantástica, por supuesto que llegué al final, y sin ningún esfuerzo, me encantó conocer la cantidad de detalles sobre la vida de la Garbo que incluyes.

Respecto a la película, coincido contigo, una película para la Garbo, no se me ocurre ninguna otra actriz para ese papel después de haberlo visto interpretado por ella. Y, a propósito de esto, tu entrada me hizo recordar una frase del gran Wilder al respecto “La Garbo siempre interpreta a la Garbo”, dicho esto como elogio no como defecto, yo también creo que era así, y que por eso, no imaginas a ninguna otra actriz en los papeles que ella interpretó.

Lo dicho, una gran entrada.

Saludos

Bruja Truca dijo...

Gracias Vivian.
No conocía esa frase de Wilder. Mordaz como siempre, aunque como tú dices, yo tampoco lo considero como defecto. La Garbo era muy Garbo, y lo sabía. Y creo que el público iba al cine a verla a ella, y de paso la pelicula.

Saludos =)

Mitt dijo...

En una entrevista de una cadena sueca, Marlene fue preguntada si alguna vez tuvo ocasión de conocer a Garbo, ella negó rotundamente ese encuentro.¿Realmente se habrán encontrado?

Escarlata dijo...

Excelente post. Me ha encantado. Soy una amante del cine de los años dorados de Hollywood. Lo voy a guardar en favoritos para leerlo todos los dias.
Aprovecho para pediros si alguien sabe de una buena biografía de Clark Gable.
Un saludo.

Susan Lenox dijo...

LA reina cristina de Suecia, la vi cuando tenía
6 años, es decir, la veían mis padres, es una historia, qué he contado muchas veces....ahora te la explico a ti. A esa edad, creo qué más bien, no entendí nada, pero si quede hiptotizda
por el rostro de la Garbo, mis padres quisieron
acostarme, pero fue imposible apartarme de la pantalla, tengo qué decir, qué sigo hiptotizada
por eso mi nick, para el blog, es Susan Lenox,
es un film de culto, aunque mis preferidos son
LA REINA CRISTINA DE SUECIA Y NICNOTKA.
Sobre los amores con Mercedes de Acosta, Greta al respecto siempre fue muy discreta, cómo en todo en su vida, qué gran mujer !!! hay un poéma
qué Mercedes le dedica a Greta, hablando de sus pechos, a ver si lo rastreo y te lo envío.
Nada más decirte que estoy encantada de tener
un alma geméla virtual.
Un beso.