Gente Maja

martes, 22 de noviembre de 2011

Charles Chaplin (3ª Parte. El Nacimiento de Charlot)

1ª Parte: Charles Chaplin. El Teatro.
2ª Parte: Llegada a Hollywood.


En la segunda parte dejamos a Chaplin situado en su nueva compañía cinematográfica, la Essanay. Allí descubrirá y moldeará al personaje más universal de la historia: Charlot, el vagabundo, el tramp.


Chaplin, acostumbrado a hacer gags cómicos, intenta desviarse por el camino del drama en su primera película para la Essanay, "La Vida". 

Y poco a poco va formando el mundo que rodeará a Charlot, como los personajes que le rodearán durante tantas películas. Los "básicos": la chica de la que se enamora el vagabundo, su amor platónico; el hombre grande, su rival; el hombre más pequeño que él, con el que Charlot de vez en cuando se desquitará dándole alguna que otra patada en el trasero.



Arriba: Chaplin y Edna Purviance, "la chica" de sus películas desde la segunda, "Charlot Trasnochador", hasta "Una Mujer en París". (Cuando Edna Purviance dejó de trabajar Chaplin le pasó una pensión hasta su muerte, aunque su esposa fuese otra, durante 33 años)


Las películas de Chaplin llegan a una Europa devastada por la guerra. Sus películas se convierten en momentos de evasión para los soldados y en momentos de ilusión para unos europeos cansados y aturdidos por una guerra que nunca acaba. Europa quiere reir, y esa risa se llama Charlot. Más allá de la risa, los intelectuales lo descubren y lo proclaman, principalmente los franceses. 


Mientras, en la industria del cine, la muerte del trust marcaba un antes y un después. 

En la primera década del siglo XX, Edison patentó gran cantidad de dispositivos cinematográficos. Pretendía hacerse con el monopolio del cine. Pleiteaba con las productoras que intentaban hacer películas con sus patentes. De ésta forma, Edison produjo una unión de empresas llamada Trust (entre las que encontraba la Essanay) que pretendía el monopolio por encima de las compañías independientes y poseía todas las patentes americanas y europeas. 

Sus patentes fueron anuladas en 1915 por la Corte Federal. Esta libertad recién adquirida estalló en una competencia sin límite. 


Al finalizar su contrato con Essanay, Chaplin empezó a considerar otras ofertas. Por eso, hace un viaje con su hermano, Sidney, hacia Nueva York, para negociar su posible contrato con Spoor. El viaje en tren dura cinco días. 
Al llegar a Texas, Chaplin, que está afeitándose en el lavabo, escucha una multitud excitada con banderas, puestos de refrescos... Piensa que toda esa gente se ha reunido allí para recibir a alguna personalidad importante. Cuando se asoma a la ventanilla, aún con la espuma en la cara, el gentío lo reconoce y empieza a gritar su nombre. Él es la personalidad importante.
Los telegrafistas habían comunicado el viaje de estación en estación y la prensa publicó la noticia. Tiene que dar un discurso inesperado, con la ropa a medio abrochar y el jabón aún en la cara, junto al alcalde de la ciudad. 
Su hermano mayor Sidney, su "representante" y mejor amigo durante toda su vida, sabe como aprovechar todo aquel espectáculo inesperado que se encontraron en Texas y consigue para su hermano 670.000 dólares al año con la Mutual Company, mucho más de lo que percibía la, por aquel entonces, "novia de América", Mary Pickford. 
Tenía 27 años y llevaba 2 en el cine.


Arriba: Charles y su hermano Syd. "Si mi hermano no hubiese regresado a Londres me hubiera convertido en un ladrón. Quizás estaría enterrado en una fosa común" Charles Chaplin.


Las películas que realiza en la Mutual son algo diferente. Chaplin trabaja sin tregua (una vez llegó a trabajar durante 100 horas seguidas, cuatro noches sin dormir) por conseguir la perfección. 

Realizó doce películas para la Mutual. A la compañía le costaban 1.200.000 dólares, las distribuidoras pagaban por ellas 5.000.000 y las salas ingresaban 25.000.000 hasta 1925. Haced las cuentas de los beneficios que han podido dar las películas de Chaplin de ahí en adelante.

En 1917, la Mutual y la First National le ofrecen a Chaplin un millón doscientos mil dólares por hacerse con el mayor astro del cine, él. Sidney Chaplin se decide por la First National.


El 21 de enero de 1918, Chaplin inaugura su propio estudio.

Aparte de su gran éxito, la cara amarga de la moneda le llega en forma de cartas amenazadoras preguntándole porqué no está en el campo de batalla. En realidad, Chaplin ya ha preguntado a la Embajada británica en Washington que debe hacer en la guerra y se le contesta que seguir haciendo sus películas. (En su época ya fue considerado no apto para el servicio militar por falta de peso: 52 kilos.)


Como tantas y tantas otras personalidades y estrellas del mundo del cine, Chaplin también vendió bonos de guerra y dio giras para venderlos. También pone su arte al servicio de la causa y realiza su película "Armas al hombro"



Durante éstas giras por la causa bélica, Chaplin recibe una sugestiva proposición que se materializará, en 1919, en su propia productora junto a las otras mayores estrellas del momento: Mary Pickford, Douglas Fairbanks y David W. Griffith. Se crea la United Artists.



En 1920, realiza la que será su primera película larga, "El Chico". (Para no repetirme, os dejo el enlace a aquella entrada que hicimos, dedicada al cine mudo, donde hablamos de Nosferatu y de "El Chico".)

Es un año agridulce, el de 1920, marcado por el éxito de su arte y el desastre de su vida personal, causado por la pérdida de su primer hijo a los pocos días de nacer y el divorcio de su mujer, Mildred Harris y los intentos despechados y sucios de ésta por hundir a Chaplin. Detalles con los que no merece la pena ensuciar el arte de Chaplin.


Chaplin inicia un viaje por Europa con el pretexto de asistir a los estrenos de "El Chico" en Londres y París. Su hermano Syd le despide en el tren y le grita a sus amigos "Por amor de Dios, no permitáis que se case." 


De vuelta a Hollywood termina su siguiente película, "Día de Paga" y después de ésta, "El Peregrino" finiquitando así su contrato con la First National. Entre tanto, es inevitable mencionar los constantes escándalos en que se ve inmiscuido a través de algunas de sus conquistas como, por ejemplo, el "auto rapto" de una de sus novias, Claire Windsor, en el que Chaplin no tuvo nada que ver pero que, indudablemente, por ser quien era, le acabó salpicando.

Otros casos, mucho más dramáticos, como los de la violación y muerte de la actriz Virginia Rappe, con una botella, a manos del actor Roscoe Arbuckle "Fatty" hacen que la prensa del país y las asociaciones puritanistas empiecen a llamar a Hollywood "la nueva Babilonia". El asunto llegó a tal extremo que en 1922 se constituye la Motion Picture Producers and Distributions, al frente de la cual se puso Will Hays. No sólo se redactó un codigo ético con una serie de prohibiciones de situaciones "improcedentes" en las películas sino que se hizo un barrido de las estrellas cuya vida personal no merecía la aprobación de Hays.

Chaplin, haciendo caso omiso de las amenazas y de los consejos va trazando su primera producción para la United Artists, la "Producción Número 1". "Creo que será la obra más importante de mi carrera. Y nadie más que yo mismo puede comprender hasta que punto soy revolucionario al adoptar éstos métodos". dice Chaplin.



En la parte número 4: Charles Chaplin. Una Mujer en París.


Sed felices.


7 comentarios:

Susan lenox dijo...

Grande, grande Chaplin, se nota tu admiración por él por como escribes
y como lo plasmas. Supongo que estarás de acuerdo conmigo ( como casi siempre) Edna Purviance, guapa
guapísima, no sabía que Chaplin le pasó una pensión hasta su muerte.

Un besito.

deWitt dijo...

Pues a mí también me ha llamado la atención el detalle de la pensión vitalicia!!

Ya hemos llegado, por lo que veo, al ascenso imparable de Chaplin y su consagración como ídolo de masas.

Esperamos a la cuarta entrega no sin antes felicitarte por esta completa serie!!

Biquiños

David dijo...

Cuanto estoy aprendiendo sobre Chaplin gracias a tu devoción por él. Gracias.
De los cortos de Charlot recuerdo especialmente el titulado "Charlot heroe del patín"... para partirse como todos ellos.

Un abrazo Bruja, espero que llegue pronto la próxima entrega.

Marcos Callau dijo...

Son muy interesantes todas las entradas que nos estás regalando, analizando la vida del gran Chaplin. Cien horas seguidas trabajando...¡qué burrada! Supongo que es necesario ser un genio para aguantar todo eso. La verdad es que la carrera de Chaplin, meritoriamente, subió como la espuma. Una lástima el nacimiento del código Hays, por cierto. Estoy deseando que comience la parte número 4.

White Gold dijo...

para los que desconocemos casi por completo la vida de Chaplin nos viene muy bien este repaso por su vida: sin duda alguna, fue un genio y un pionero. Bss!!!

Bruja Truca dijo...

Gracias a todos. Nos vemos en la cuarta parte ;)

naná dijo...

que me ha encantado el post, truca...
ya estoy esperando la cuarta parte...
a ver si veo una mujer en parís antes, que la tengo por casa pero todavía no he podido verla...
muchos besos!!!