Gente Maja

sábado, 5 de diciembre de 2009

Audrey Hepburn, la biografía.

Ahora que vienen unos cuantos días de puente y, según dicen, de lluvia, es un buen momento para hacernos un viaje a un sitio de montaña a una cabaña con chimenea o para leer un buen libro, entre otras cosas. Si no tenemos dinero para lo primero, seguro que para lo segundo sí.

Audrey Hepburn la biografía es un libro escrito por Donald Spoto. He de admitir que al ver la mayoría de las peliculas que Audrey portagonizó tenía la sensación de que leería la biografía de una mujer débil, criada entre algodones, una niña mimada convertida en estrella. Nada más lejos. Muchos conocen a la princesita de Vacaciones en Roma, a la excéntrica señorita de Desayuno con diamantes. Las peliculas de Audrey en su mayoría nos mostraban a Audrey en una vida fácil y cómoda. (salvo excepciones como Historia de una monja o Sola en la Oscuridad, por ejemplo) Nadie nos dijo que Audrey pasó su infancia en Holanda durante la Segunda Mundial, que su padre la abandonó cuando era pequeña, que su madre tuvo que cambiarle el nombre para despistar a los nazis, porque sonaba demasiado inglés, que uno de sus hermanos fue llevado a un campo de concentración y el otro se perdió en los ataques de resistencia o que un tío y un primo fueron fusilados.
Tampoco que los nazis le quitaron la casa a su familia y que pasó tanta hambre que llegó un momento que estaba tan famélica que no podía mantenerse en pie llegando a pesar cuarenta y cinco kilos para metro setenta de estatura. De hecho, dicen que nunca recuperó la masa muscular desde entonces.
Tampoco nos dijo nadie que entró a formar parte ya de pequeña de la resistencia, que se unió a un grupo de niños que organizaban bailes en casas propias y que el baile era la excusa para que los niños trasladaran la información entre los miembros de la resistencia ni que se adentró en el bosque siendo una niña para ayudar a un miembro de la resistencia británico que se había escondido en el bosque sin que los alemanes lo supieran y al que había que sacar de allí, y ella fue, porque hablaba inglés a darle nombres de refugio y gente que podía ayudarlo. Cuando volvía al pueblo después de ayudar al paracaidista británico se topó con soldados alemanes que le preguntaron en alemán de donde venía. Ella, fingiendo que no entendía lo que les decía, les sonrió y les dio un ramillete de flores. O, por ejemplo, que saltó una vez de una camioneta que se dirigía a un campo de concentracion cuando el vigilante se despistó.

El sueño de Audrey no era ser actriz, era ser bailarina y, desde luego, su físico le acompañaba para ello, pero su destino no. La sensación que me da al leer la bigrafía es que Audrey fue una actriz por accidente, que nunca quiso ser actriz, que siempre quiso ser bailarina y que, por eso, nunca estaba contenta con sus papeles y siempre pensó que su carrera de actriz le quedaba grande. Tampoco ayudó que su madre nunca le apoyase y nunca le dijese unas palabras alentadoras.
Su timidez, dulzura y humildad hacen de Audrey una actriz muy especial, ya sea por sus circunstancias o por su personalidad. Y no lo dice sólo esta biografía, todos los comentarios que he podido leer o escuchar en libros o documentales destacan la amable personalidad de Audrey.

Esta biografía nos habla de la persona y la actriz, pero yo destaco a la persona, a la niña que participó ayudando a la resistencia, a la maravillosa pero, sobre todo, humilde actriz, a la mujer que mantuvo económicamente a su padre y a la pareja de este durante toda la vida de ambos aún habiéndola abandonado, a la Audrey que, desde que hizo su última aparición en el cine hasta su muerte, dedicó toda su vida y sus esfuerzos a Unicef.

Dejo esta foto, porque aunque ser la reina de la elegancia está muy bien, esto está mucho mejor.

Maravillosa e irrepetible Audrey.

11 comentarios:

Harpo dijo...

Lo primero, felicitarte por el blog y darte las gracias por enlazar a Plumas de Caballo, yo también he incluido un link a tu página.

Me pasó algo parecido cuando leí la biografía de Audrey que escribió Donald Spoto. Descubrí a una persona que tuvo graves problemas para salir adelante. Quizá por eso era tan buena persona. No encontré ni un solo capítulo escabroso en su biografía.

Un saludo.

David dijo...

No he leído la biografía de Spoto, pero hace muchos años vi un documental sobre ella y contaron muchas cosas que aquí mencionas. Al menos pudo bailar en la película de Donen. Un saludo.

Kutusov dijo...

Veré a ver si me puedo hacer con el libro. Otra interesante vida es la de Josephine Baker, con su raza, los nazis y su vejez rodeada de hijos adoptivos (12). En el mundo del cine y el espectáculo no se encuentran demasiadas personas ejemplares y las que hay tienen que conocerse. Un cordial saludo.

Manuel J dijo...

Mis felicitaciones por este artículo. Éste y el de Chaplin / Hitler, de lo mejor que has escrito en el blog.

Doloralfa dijo...

Brujita cada vez que vuelvo me asombra más la cultura de cine clásico que atesorais, es un placer leerte de verdad, en cuanto a Audrey sin duda es uno de los iconos cinemátograficos del siglo por muchas razones, tanto interpretativas como personales como tan bien destacas en este comentario.
Un besazo y prometo venir más a menudo ando algo perdido.

VizcuiT dijo...

Es curioso que alguien sin aparente vocación, y llegando a ser actriz por accidente, llegue a considerarse una de las mejores y tener tanto éxito. Aunque ya tuvo que hacer de actriz en su vida privada para librarse de esa lacra, y no es de extrañar que en su vida profesional tambien le acompañara el éxito. Mucha gente estará agradecida de que acabara siendo actriz, como también mucha gente (no se si más) tambien lo estará de que dedicara su vida a otras labores más humanitarias. No he leido la biografía, pero como me la contabas por capitulos, parece que fue mejor persona que actriz. Y eso es más admirable. Me gustó mucho la entrada :)

Un besasasasazo ^^

atikus dijo...

que curioso...después delcomentarío que me pusiste, te dije que mis actries favoritas eran varias...bueno puse tres, una de ellas Audrey.

Esta biografía la he leido, esta muy bien, bueno es que la vida de ella es simplemente apasionante además de su carrera como actriz, la vida como persona...en fin, poco más se puede decir, sólo con leer el libro, uno adora un poco mas a esta mujer.


besitos

CALISTOR dijo...

Solo hay que ver la pelicula ALWAYS,donde aparece ella unos pocos minutos, creo que fue su ultima pelicua y pese a la edad, irradia una belleza de naturalidad y frescura que te deja boquiabierto.
VACACIONES EN ROMA, vista un millon de veces y disfrutada dos millones mas.

Estupendo articulo.Felicidades.

Gracias a mi amigo Ruben chapliniano, he dado con tu blog, que agradable de leer, seguidor fijo me hago.

Bruja Truca dijo...

Me alegra que os haya gustado a todos. Y también me alegra ver blogueros nuevos por aquí, bienvenidos =)
Gracias a todos por los comentarios. Saludos :)

luz unforgettable dijo...

Lo primero es felicitarte por todo el blog y q decir de esta maravillosa actriz, q a pesar de ver sus peliculas una y otra vez no te cansas de verla.

y tambien dar las gracias a mi amigo calistor q me recomendo esta pagina y sabria q me gustaria.

felicidades de una nueva seguidora, un saludo

Cristina dijo...

Enhorabuena por tu entrada. Audrey fue sin duda una gran mujer, el paradigma de la belleza angelical que arrastra una vida de sufrimientos y privaciones. Nadie lo diría viendo su sonrisa llena de luz y alegria.