Gente Maja

domingo, 29 de noviembre de 2009

¿Qué fue de Baby Jane?


¿Qué fue de Baby Jane? es un pelicula de 1962 dirigida por Robert Aldrich y protagonizada por Bette Davis y Joan Crawford. Un drama que nos habla, entre otras cosas, de celos, envidia, odio, éxito, fama, decadencia, locura y juguetes rotos.

Un drama terrorífico, inquietante, demente, perturbador, una obra maestra. Basada en la novela de Henry Farrell con guión de Lukas Heller, Robert Aldrich supo contar con maestría esta inquietante historia, que se hace más inmensa e inconmensurable con las interpretaciones de Bette Davis y Joan Crawford; precisamente dos de las mejores actrices del cine que no se encontraban precisamente en el mejor momento de sus carreras. De hecho, a principios de los años sesenta, Bette Davis era considerada solo una gloria del pasado así que se encontraba sin trabajo, pero se le ocurrió poner un anuncio anónimo en un diario de Hollywood solicitando empleo y fue contratada para trabajar en esta película con el que recibió una nominación al Óscar.

La pelicula comieneza con una gran metáfora de una muñeca rota, una muñeca Baby Jane. Baby Jane Hudson (Bette Davis) fue una estrella infantil caprichosa y adorada por su padre que tuvo tanto éxito de niña que incluso se hacían reproducciones de ella misma en muñecas de tamaño natural. No le sucedía lo mismo a su hermana, Blanche Hudson, ignorada por su padre y por el público de la época.
Sin embargo, años más tarde, será Blanche la que coseche éxitos como actriz en el cine, y Baby Jane Hudson falta de talento, será olvidada por el público y se verá obligada a ser mantenida por su hermana, algo que nunca podrá superar.

Tras un misterioso accidente de coche, Blanche quedará postrada en una silla de ruedas al cuidado de su hermana Jane. Las dos actrices vivirán desde entonces retiradas el final de sus vidas, complaciéndose la una en atormentar a la otra, inválida.

Con una gran carga dramática, esta película que no sé si califiicar directamente de terror psicológico es una obra maestra del cine; imprescindible aunque sólo sea por ser testigo de ese gran duelo interpretativo entre Davis y Crawford, que como muchos de vosotros sabréis se odiaban en la vida real. Tanto es así que en una escena en la que el personaje de Davis golpea al de Crawford en la cabeza, ésta le golpeó tan fuerte que Crawford necesitó puntos ; o en otra en la que Davis debia arrastrar a Crawford, Crawford se colocó piedras en los bolsillos para que Davis se dañara la espalda.
Como anécdota un poco menos gore, la que dice que durante el rodaje, Bette Davis tenía una máquina dispensadora de Coca Cola instalada en el set para así enfadar a Joan Crawford, ya que su esposo era un alto ejecutivo de Pepsi.
Esto sin contar las maravillosas frases que Davis dedicó a Crawford como: «No la mearía aunque estuviese ardiendo en llamas» o «Ha dormido con todas las estrellas de la MGM, menos con la perra Lassie» o la tan humorísticamente negra: «Uno nunca debe decir cosas malas sobre los muertos, sólo se deben decir cosas buenas... Joan Crawford está muerta, ¡qué bien!»

No sé si esto tuvo algo que ver en que las dos hicieran unas interpretaciones tan soberbias, sobre todo Davis, que tiene el personaje más complejo, porque desde luego, aún no he visto una pelicula en que Bette Davis interprete mal. De hecho, creo que lo mejor de la pelicula son las interpretaciones de estas dos grandísimas actrices y lo peor también son las interpretaciones, pero en el sentido de que son tan buenas que se comen las interpretaciones de los personajes secundarios.

Aparcando un poco el tema interpretativo, también hay que hacerle justicia a la fotografía de Daniel Heller, que no tuvo reparos en mostrar la decadencia física y la vejez de la dos actrices en unos contrastes de luces y sombras maravillosos. Otra de las anécdotas de ésta película y, haciendo referencia a la fotografía feísta que tanto ayuda a la película, es que Bette Davis se negaba a quitarse el maquillaje después de cada día de rodaje, con la intención de acumularlo para que su personaje se viera más ajado y tétrico a medida que iba perdiendo la razón.
Uno de los síntomas de ésta pérdida de la razon de Baby Jane Hudson es su "regresión" a la infancia, cuando se viste como cuando era una niña y canta su famosa canción "I've written la etter to Daddy", que si una agudiza bien el oído la puede oír constantemente durante toda la película convenientemente distorsionada a medida que la historia se vuelve más negra y agobiante. Una banda sonora muy inteligentemente pensada por Frank DeVol.

No quiero olvidarme de los personajes secundarios, sobre todo de Víctor Buono, el bobalicón pianista que casi se convierte en nuestra única vía de escape de la tétrica casa de las hermanas Hudson y que recibió una nominación al Oscar por esta película.

Imprescindible película con una gran transfodo en el que, si sabemos ver más allá de la sórdida historia, nos habla sobre la condición humana, las relaciones familiares, las mieles y hieles del éxito, la envidia, los celos, el equilibrio o más bien, desequilibrio mental. Todo ello, bajo la batuta de un director de cine crítico, las interpretaciones de dos de las mejores actrices que ha dado el cine, una maravillosa fotografía y unos diálogos inteligentes y llenos de humor negro. Con estos ingredientes y un maravilloso final con una escena que mantiene la línea de toda la película: bella e inquietante, quien se resiste a verla.

Hoy es un buen día para verla. Disfruten del domingo.

PD: En la imagen Bette Davis con la actriz que interpreta a la pequeña Baby Jane Hudson.La imagen no pertenece a la pelicula.

6 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

¿Qué fue de Baby Jane? es una película brutal y despiadada, de esas que se te quedan grabadas en la mente al observar, atónito, lo cruel que puede llegar a ser el supuesto ser humano, rencoroso y envidioso hasta límites insospechados. Recomendable una y mil veces.
Saludos

atikus dijo...

Un clásico entre los clasicos, con una actriz como la copa de un pino como Bette D. ...en un papel que ni pintado, jeje!!..pues hace un montón que no la veo, para un lunes no se si me viene bien, un pelín seria jeje..que los lunes suelo ver comedias ;)

besitos

CinTuLinA dijo...

leí tu reseña y me la bajé, la estoy viendo y me encanta, realmente soberbias actuaciones y no podía esperar menos!!

Bruja Truca dijo...

Gracias a los tres por los comentarios =)

Me alegra que te guste la peli, Cintia, ese era el objetivo, que alguien la descubra. ;)

Nosu dijo...

La he visto esta tarde para seguir descubriendo a Joan Crawford después de ver Mildred Pierce, y aún estoy conmocionada por la actuación de la Davis. Es un personaje grotesco, y la peli es terrorífica, sin duda. Un 10.

Blogger dijo...

Do you drink Coca-Cola or Pepsi?
SUBMIT YOUR ANSWER and you could win a prepaid VISA gift card!