Gente Maja

martes, 10 de enero de 2012

Please, be silent. (The Artist, 2011)


Después de una larga pausa navideña volvemos para felicitaros el año (un poco tarde) y, como no, con más cine. Feliz 2012 y que éste año venga cargado de buen cine y alguna que otra sorpresa, como la que nos dio el pasado año la película, The Artist.

No es habitual que en éste blog hablemos de una película de actualidad (más que no habitual, digamos que nunca lo hemos hecho =P) pero tampoco es habitual que se estrenase en 2011 en los cines una película muda al más puro estilo años 20.






1927, el actor George Valentin (¿homenaje a Valentino?) (Jean Dujardin) está en la cumbre de su carrera como actor de cine mudo pero la llegada del cine sonoro será el fin de su carrera artística y su ruina moral y económica.
Mientras tanto, una de las que fuera extra en una de sus películas, Peppy Miller (Bérénice Bejo) ascenderá al estatus de estrella.


Nos encontramos ante un proyecto arriesgado. Tan arriesgado que nada menos que ocho productoras han sido necesarias para respaldar esta magnífica película. Y es que en la era de los efectos especiales, no es nada fácil conseguir que entre veinte opciones, si no más, que nos da un multicine, todas ellas películas sonoras, en color, algunas animadas, otras con efectos especiales, alguna que otra en 3D, decidamos entrar a ver la única película muda y en blanco y negro.


Reconozco que hasta yo, que soy una friki de éste tipo de cine, tenía mis reservas. Ser una friki del cine clásico no significa que te guste todo. Y algunas películas mudas que he visto me han aburrido soberanamente hasta el punto de tener que quitarlas después de despertarme de un sueño exquisito.


Pero con The Artist no he tenido tiempo de pensar en cuánto le quedará a la película, porque no me importaba. Estaba demasiado dentro de la historia, demasiado dentro de la banda sonora y de las historias de los personajes. The Artist es una historia de amor, de éxito, de fracaso, de miseria, de orgullo... También es un homenaje al cine mudo y a todos los que lo protagonizaron, algunos con más fortuna que otros, porque fueron pocos, muy pocos, los que sobrevivieron al cine sonoro.





Llena de momentos brillantes, que acompañados de una banda sonora creada por Ludovic Bource alcanza un punto mágico que sabes que no es de ésta época. Momentos especiales a los que no estamos acostumbrados, mal que nos pese.




Jean Dujardin nos recuerda a aquellos galanes del cine mudo, hasta el punto en que una ya no se lo imagina en una película actual. Mejor dicho, que una ya no se lo imagina del mundo actual. Y tengo que reconocer, a riesgo de que penséis que soy retrasada, que había visto a Jean Dujardin en Pequeñas Mentiras Sin Importancia y no sabía que era él. De hecho, acabo de descubrirlo.



Aunque la caracterización es importante, me atrevería a decir, que Jean Dujardin ha trabajado hasta la sonrisa. Pero eso ya es pura especulación de la casa.


Como sabéis, los actores del cine mudo gesticulaban mucho más que los actores del cine sonoro, pues la expresión era fundamental, junto con la música. Al ser The Artist una película que nos cuenta la historia de un actor de cine en los años 20/30, vemos a George Valentin dentro y fuera de la pantalla y se aprecia la diferencia perfectamente. Esos gestos y aspavientos exagerados, como los famosos desmayos repentinos con mano en la frente.

Los pocos actores y actrices que lograron sobrevivir al cine mudo, no se desprendieron fácilmente de ese "lastre". Algunos, simplemente, no se desprendieron. Dujardin y Bejo hacen un trabajo más que digno.




Mención especial para John Goodman, el único veterano de la película, que encarna al productor sanguijuela.



La banda sonora es brillante. Contiene toda la gama de emociones de la A a la Z. Sin duda, la película le debe mucho a ésta formidable música, obra de Ludovic Bource. 




Aquí huele a Oscar, que lo sepas, John Williams.


Guión y dirección a cargo de Michel Hazanavicius, nombre que volveremos oír muy pronto en este año en que se estrenará su nueva pelicula, Les Infidèles. Pero que nadie se espere algo al estilo The Artist. Al parecer, se trata de una comedia sexual/romántica. Habrá que esperar a verla. Si algo nos enseña el cine es a esperar antes de hablar.


Por ahora, nos quedamos con el sabor dulce de The Artist y todos sus merecidos premios:

Globos de Oro: 6 nominaciones, incluyendo película comedia/musical, director y actor
- Festival de Cannes: Mejor actor (Jean Dujardin)
- Festival de San Sebastián: Premio del público

- Festival de Hampton: Mejor película (Premio del público)

- Festival de Sevilla: Premio del público

- Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película y director

- Premios del Cine Europeo: Mejor banda sonora. 4 nom., incluyendo mejor película

- Independent Spirit Awards: 5 nominaciones, incluyendo mejor película y director

- Satellite Awards: Mejor dirección artística. 5 nominaciones, incluyendo mejor película

- Premios de la Crítica de Washington (WAFCA): Mejor película

- Screen Actors Guild: 3 nominaciones. Actor, Actriz secundaria y reparto

- Premios Goya: Nominada a Mejor película europea



Y por último y para crear un poco de debate, os pregunto, ya hayáis visto la película o no: ¿os parece novedoso hacer este tipo de cine en nuestra época o creéis que el pasado debe quedarse en el pasado?






Saludos y abrazos.









13 comentarios:

Manderly dijo...

A mi me ha parecido sencillamente genial y así lo he expresado en mi blog
http://www.manderly07.blogspot.com/2011/12/blog-post.html

Una de las mejores películas del año!!

Creo que es novedoso y arriesgado hacer una película muda y en blanco y negro en el épcoca del 3D. Es así como queda confirmado que el buen cine nos atrapa cuando es bueno, independientemente de su tiempo o épcoa.

Saludos.

deWitt dijo...

Ganas, muchas ganas de ver esta película de la que tan bien hablais todos!! Por algo será, digo yo...

Biquiños

Marcos Callau dijo...

Tengo muchas ganas de verla, Bruja. Hoy, como es el día del espectador, iba a acudir al cine para verla pero, al terminar el curro desacostumbradamente tarde, lo tendré que dejar para la próxima semana. Besos.

Lala dijo...

Hola brujita. Veré esta peli porque yo soy de clásico, es decir, de buen cine, me apetece mucho verla y desde luego que es arriesgado hacerla en esta época de locura tecnológica pero, si la cinta es buena, se ve con todos los sentidos, da igual que sea muda, en color, en blanco y negro....

Besotes

Susan lenox dijo...

Simplemente diré que es estpenda, no os la perdais.
Besote.

Isabel dijo...

Tenía muchas ganas de ver esta película, ahora, tras leer tu reseña, aún más.
Besitos linda
Isabelnotebook

White Gold dijo...

madre mía, después de estar desaparecido en combate tanto tiempo vuelvo por aquí!!!! la peli no la he visto, pero la veré. por las críticas que he podido leer, debe estar muy bien y es la gran favorita para los oscar de este año. Y la verdad es q la caracterización de él es realmente buena, todo un galán de los de antes (aunque para no mentir, él ya es todo un guapetón). besos!!!

Bargalloneta dijo...

Absolutamente imprescindible... quien no la haya visto que se vaya al cine ahora mismo!!!
Es arriesgada , muy arriesgada pero es tan increiblemente genial!!!
a mi ya se me han acabado los calificativos..
y yo tampoco sabia quien era en Pequeña mentiras.... ;-)
petons

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

TRoyaNa dijo...

Bruja,
yo no soy ninguna clásica,en cine,me superáis con creces,más de una Zinéfila,sin embargo,no pude resistirme a los encantos de The Artist.
La banda sonora y la expresividad de los protagonistas,me hicieron olvidar que estaba frente a una película prácticamente muda.
Hay temas,que tanto en cine como en literatura,son inagotables,y el amor,es uno de ellos.Da igual las veces que hayamos visto esa trama otras veces,nos engancha de principio.Por otra parte,los guiños al cine,la delicadeza de algunas escenas (la chaqueta,el duelo de claqué con las piernas...)todo forma un conjunto armonioso del que es imposible escapar.
Bsts

abril en paris dijo...

La tengo pendiente y no encuentro momento pero la veré seguro.
¡Muy completo el post !

Saludos Bruja

Sidhe dijo...

¡¡Una de las mejores películas del año pasado!!

Valdemar Daninsky dijo...

Sí, llevaba mucho tiempo sin ver una película tan entrañable como ésta. La ambientación de los años 20 y 30 es realmente deliciosa y los personajes se comunican con el público de una manera excepcional.
Una escena para recordar: cuando él abre una puerta por casualidad y descubre una habitación llena de objetos cubiertos. En ese momento sabemos que es ella la que ha comprado todo lo que salió en la subasta.
No hay películas mudas y sonoras, antiguas y modernas, en BN y en color, etc. Sólo hay películas buenas y malas y está claro a qué grupo pertenece ésta.
Pero es cierto que las personas tenemos un aquí y un ahora, y eso influye en nuestros gustos. Hacer ahora una película muda y en BN en plena era de los efectos espaciales es desde luego un riesgo, pero ha salido bien. (Ayer la sala estaba llena, lo que no suele ocurrir en películas que llevan semanas en cartel.)
Para terminar: no sólo los personajes humanos están geniales, también el perro borda su papel.